Ajedrez, Noticias, Partidas

Géller-Gligoric, 1953: una tensa lucha… ¡y tablas!

Juan A. R. ParraContinuando con mis artículos del Torneo de Zúrich 1953 y del libro de David Bronstein «El Ajedrez de Torneo», hoy voy a comentar la partida número 75, correspondiente a la undécima ronda, entre Efim P. Géller y Svetozar Gligoric. Resultó una tensa y larga lucha, en la que parecía que las blancas podían jugar a placer, pero lo cierto es que prácticamente no sucedió nada hasta la jugada 42, momento en el cual las negras realizaron un sacrificio posicional de caballo, ¡erróneo!, que llevó… ¡a las tablas! De todas formas, sólo por la posibilidad que encontró Stockfish en la jugada 33, los análisis ya merecen la pena.

Géller-Gligoric, 1953

Porque, en contra de lo que muchos jugadores y aficionados piensan, el que una partida acabe en tablas no quiere decir que no sea emocionante. No hablamos de las denominadas «tablas de maestros», que se alcanzan en pocas jugadas cuando a ambos contendientes les conviene el resultado para sumar medio puntito en la clasificación del torneo. En este caso nos referimos a partidas en las que ambos bandos luchan por obtener un buen resultado, ya sea atacar o presionar para ganar, o bien defenderse para conseguir el anhelado medio punto.

Portada libro 'Tablas'

A tenor de esto, me viene a la memoria otro libro clásico que tampoco he leído (lo siento…), que en español tiene el escueto título de «Tablas», escrito por un tal Leonid Verkhovsky y publicado en 1973 por «Ediciones Martínez Roca». Aparte de que uno no tiene tiempo para todo, no me gustan mucho los libros que parten de una posición concreta, y éste apenas tiene partidas completas. Obviamente es una apreciación personal, pero necesito saber todo lo que ha sucedido antes en la partida y cómo se ha alcanzado dicha posición. Por cierto, si queréis adquirir el libro, existe una edición más moderna en inglés de 2014 titulada «Draw! The Art of the Half-Point in Chess», publicado por «Russell Enterprises».

Antes de ver la partida que nos ocupa, hablemos un poco de otras cosas…

Efim P. Géller

Géller

Efim Petrovich Géller (en ruso Ефи́м Петро́вич Ге́ллер, 1925-1998) fue unos de los grandes monstruos del ajedrez soviético en los años 50, 60 y 70. No me extenderé para repetir lo que dice la Wikipedia en inglés (en español apenas dice nada…), simplemente me gustaría resaltar algunos aspectos.

Ser campeón de la URSS en aquellos años era toda una proeza, y Géller lo consiguió en dos ocasiones, en 1955 y 1979, ¡habiendo además sido capaz de clasificarse y participar en 23 ocasiones! (un récord sólo igualado por su compatriota Mark Taimánov). Igual de complicado es clasificarse para el torneo o los matches de Candidatos, y él lo consiguió nada menos que en seis ocasiones, entre 1953 y 1971, siendo su mejor resultado el segundo puesto en Estocolmo 1962 por detrás de Bobby Fischer. También fue escritor y asistente de los campeones mundiales Boris Spássky y Anatoly Kárpov.

Personalmente empecé a conocer a Géller leyendo los libros de Bobby Fischer. Y es que el futuro campeón mundial americano se las veía y se las deseaba cada vez que se enfrentaba a la fuerza táctica y estratégica del jugador soviético. De hecho, Géller tiene un resultado favorable contra Fischer de +5=2−3. ¡Pero es que también superó a otros campeones mundiales!: Botvinnik (+4=7−1), Smyslov (+11=37−8) y Petrosian (+5=32−3).

Además, tiene un resultado igualado contra Euwe (+1=0−1) y Tal (+6=23−6), y solamente desfavorable contra Spássky (+6=22−10), Kárpov (+1=5−2), Kaspárov (+0=2−1) y Anand (+0=1−1), aunque obviamente estos últimos se produjeron cuando ya habían pasado sus mejores años.

Que Géller, con estos resultado, no haya conseguido ser campeón mundial, da una idea de la enorme dificultad de tal proeza, reservada tan solo a un puñado de genios. Seguramente la razón haya que buscarla en que precisamente no consiguió superar a otros jugadores que han sido también candidatos, como por ejemplo, Bronstein (+5=15-5), Keres (+7=21-9), Korchnoi (+6=16-11), Larsen (+3=9-5) o Polugaevsky (+4=21-11).

Svetozar Gligoric

Gligoric

Svetozar Gligorić (en serbio Светозар Глигорић, 1923-2012) fue otros de los grandes de aquella época, y uno de los pocos maestros de países fuera de la URSS (yugoslavo y, posteriormente, serbio) capaces de competir contra los jugadores soviéticos en la década de los años 50 y 60.

Ganó nada menos que 12 veces el campeonato de Yugoslavia, y representó a su país en 15 ocasiones en las olimpiadas entre 1950 y 1982, consiguiendo estar casi siempre en las primeras posiciones, y ganando incluso el oro en el año 50.

Tal como se puede leer en la Wikipedia, ganó multitud de torneos internacionales, aunque sin embargo no tuvo tanto éxito en las competiciones por el título mundial, participando tan solo en tres interzonales en los que no obtuvo un buen resultado. Tampoco consiguió puntuar demasiado bien contra los campeones mundiales, y solamente igualó el resultado global contra Botvinnik (+2=6-2).

Son de destacar sus aportaciones a la teoría de aperturas, sobre todo en la Española, India de Rey (Variante Mar del Plata) y en la Siciliana Najdorf. También escribió algunos libros y trabajó como comentarista en varias publicaciones.

La Defensa India de Rey, Variante Sämisch

Géller y Gligoric eran dos expertos jugadores de la India de Rey, tanto con blancas como con negras. Y es que esta defensa era una de las más populares en aquella época, cuando todavía no estaba todo inventando ni descubierto, y ambos bandos tenían todavía un margen muy amplio para darle un buen susto a su rival en plena apertura. No es de extrañar que posteriormente se convirtiera en el caballo de batalla con negras de campeones como Fischer o Kaspárov, aunque en ambos casos tuvieron que finalmente alternar con otras defensas cuando sus rivales empezaron a tenerlo casi todo atado y bien atado en la India de Rey.

Tal como comenta Bronstein, la Variante Sämisch es uno de los esquemas más complicados de la India de Rey para las negras… bueno, y también para las blancas, porque en la India de Rey no hay nada sencillo para ninguno de los dos bandos. La «modesta» 5.f3, recordando al Ataque Inglés de la Siciliana, es una forma de sobreproteger rápidamente el peón e4, para lanzarse sin demora al ataque con g4 y h4, precisamente en una apertura en la que tradicionalmente ambos bandos se enrocan corto y las negras no esperan ni un minuto para iniciar su avance en el ala de rey con …f5. Con este planteamiento, desde luego que no puede surgir nada aburrido…

Sämisch

Friedrich Sämisch (algunas veces escrito como Saemisch) fue un gran maestro alemán que vivió entre 1896 y 1975. Obtuvo sus mejores resultados entre 1920 y 1930, luchando y tratando de tú a tú a los Capablanca, Alekhine, Rubinstein, Nimzowitsch, Tartakower, Reti, Bogoljubow, Euwe, Breyer, Grünfeld, etc.

Sus mayores contribuciones a la teoría de las aperturas consisten en 3 variantes que llevan su nombre:

Es muy curioso el siguiente vídeo, un pequeño extracto de una película de 1936 (por lo visto censurada) sobre una celebración del «Tercer Reich», donde a partir del minuto 1:13 se puede ver a «Fritz» Sämisch jugando partidas simultáneas (de música de fondo el «Vals de las flores» de Tchaikovsky).

Géller-Gligoric, Zúrich 1953

Llegados a este punto, toca hablar de la partida en cuestión. Bronstein incluye bastantes comentarios en su libro, así que poco me queda decir al respecto. Me limitaré a repasar la partida con Stockfish y señalar aquellos errores que hayan podido pasar desapercibidos.

Stockfish

Como sé que siempre me paso tres pueblos añadiendo largas variantes que encuentro durante mis análisis y que nunca dejan de sorprenderme, en esta ocasión procuraré incluir solamente las primeras jugadas indicadas por el módulo. Cualquiera puede profundizar en las mismas en su casa, y a estas alturas nadie debería dudar de las líneas que encuentra y recomienda Stockfish. Si acaso, tal vez podríamos discutir si nos parecen poco o muy elevadas sus valoraciones, pero esto siempre es subjetivo, ya que un buen jugador no tendría dificultades en ganar una partida en la que el módulo le dé, por ejemplo, +1.25, mientras que para otros esa ventaja se nos puede escapar de las manos en cualquier momento como si tal cosa…

A continuación tenéis la partida. En cuanto hagáis clic en una jugada aparecerá el tablero, que podréis mover a donde menos estorbe (debajo del tablero tenéis un botón para girarlo, y otro para descargar la partida en formato PGN).

Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
https://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif