Informática, Software

De hosting a hosting y tiro porque me toca

Juan A. R. Parra¡Por fin estamos de vuelta! Después de unos cuantos días sin web, parece que todo ha vuelto a la normalidad. Pero como se suele decir, «la procesión va por dentro», o dicho de otra forma, aunque la web ya se ve como siempre, con sus contenidos completos, realmente se había perdido todo debido a que la empresa de alojamiento webhosting» en inglés) cerró de buenas a primeras sin dejar ni rastro, aunque ya llevaba algunos meses sufriendo problemas que afectaban a los usuarios. Así que han sido unos cuantos días buscando un alojamiento con buenas referencias, al que además pudiera transferir el dominio «guapaweb.es», y, por supuesto, que tuviera un precio económico, pues al fin y al cabo esto sólo es un pasatiempo personal que no merece un gran desembolso.

Haciendo una «breve» recapitulación de su historia, empecé con Guapaweb allá por el año 2002. ¡Hace ya 17 años! Se trataba de una sencilla página estática creada de forma manual en lenguaje HTML, CSS y JavaScript, en la que apenas de vez en cuando ponía alguna noticia de ajedrez o baloncesto, algún que otro vídeo de YouTube, o donde simplemente felicitaba la Navidad a los posibles navegantes que pasaban por allí. Su aspecto era muy similar a un típico blog creado en Blogger. Algo tan sencillo se podía alojar en cualquier servidor, incluyendo el escaso espacio gratuito que proporcionaban las compañías telefónicas o bien otros sitios que a veces simplemente lo compensaban insertando algún que otro anuncio en tu página.

En 2010, queriendo pasar a algo «ligeramente más profesional», me registré como usuario de la página 000webhost, que ofrecía (¡y sigue ofreciendo!) alojamiento gratuito, y donde uno ya podía empezar a enredar con algunas cosas más serias, con un espacio de hosting real, su panel de configuración, FTP, MySQL, PHP, correo, etc. Todo fue bien mientras que Guapaweb siguió siendo una página estática que apenas consumía recursos. Pero para aprovechar las ventajas de disponer de lenguaje PHP y poder crear bases de datos MySQL, a finales de 2014 me decidí a dar el salto al popular gestor de contenidos WordPress (ojo, «WordPress.org«, que no es lo mismo que el sitio WordPress.com donde te dan una instalación funcional pero limitada de WordPress…). Aquí empezaron los problemas, porque estos sitios gratuitos no sólo limitan el espacio para alojar tus archivos, sino también los recursos de CPU y memoria que consume tu web. Y claro, WordPress ya es una aplicación que consume bastantes recursos. Lo peor es que estos sitios tienen la política de bloquearte el sitio sin mediar palabra y sin posibilidad de recuperar tus archivos (salvo que te registres en un plan de pago), tal como comenté en su día en este artículo sobre 000webhost. Así que cuidado, la primera enseñanza que se deduce de esto es: ¡haced copias de seguridad de vuestra web cada vez que subáis algo o añadáis cualquier nuevo contenido! En el caso de WordPress hay que realizar tanto la copia de toda la carpeta public_html del host, como la exportación de la base de datos desde phpMyAdmin. Por suerte, hay un montón de sitios donde explican todas estas cosas…

De nuevo guiado por su buena reputación, la siguiente elección de alojamiento para Guapaweb fue Hostingun, donde empecé la andadura en diciembre de 2014. También era un sitio gratuito, pero además en español, con una buena asistencia en español, y no había problemas para instalar WordPress en él. ¡Todo iba de maravilla y sin ninguna pega! Incluso me migraron la web a otro servidor cuando tuvieron problemas. Sin embargo, la alegría no duró mucho, pues en julio de 2015 empezaron a producirse caídas del servidor. De hecho, tantos días duró esta situación que parecía que Hostingun había desaparecido…

Así que a finales de julio de 2015 tocó de nuevo «buscarse casa». Una vez más, guiado por las críticas positivas en la red, acabé en Skylium, otro sitio en español, también con una estupenda asistencia que te solucionaba cualquier problema que tuvieras con la migración, y de nuevo con un plan de alojamiento gratuito. Curiosamente, Hostingun resucitó después de muchos días, así que me funcionaba la web en ambos sitios, pero preferí quedarme definitivamente en Skylium (de hecho, Hostingun terminó por desaparecer no mucho tiempo después).

A finales de septiembre de 2016, parece ser que subí algo tan interesante a Guapaweb (léase, la base de partidas de ajedrez de Asturias…), que se sobrepasó el límite de transferencia, y la web devolvía un error 509. Pero fue temporal, y no te bloqueaban de por vida como en 000webhost… Además, estaba tan contento con el servicio de Skylium, que me decidí a contratar un plan de pago. Obviamente, era suficiente con el más barato, que salía por 3$ al mes, así que contraté 6 meses para probar, y con un descuento del 10% salió por 14,85€. No tuve que hacer absolutamente nada, ellos se encargaron de todo y la web siguió funcionando exactamente igual que antes, o mejor dicho, más rápido que antes. Todo iba tan bien que, aparte de renovar por un año, también me decidí a contratar el dominio «guapaweb.es», que no lo recuerdo, pero creo que no eran más de 6€ al año. Y así llegamos hasta noviembre de 2019. Skylium llevaba teniendo problemas los últimos meses, hasta que un fatídico día 6 de noviembre Guapaweb desapareció, y despareció la propia página de Skylium y el foro. No dejaron ni rastro…

Sered

La última parada ha sido en la empresa gallega Sered. Después de mucho investigar, ésta resultó la mejor opción en cuanto a relación precio/calidad, ya que otras opciones aún con mejor reputación eran demasiado caras para mí. Casi lo que más me preocupaba era cómo recuperar el dominio. Por suerte, estaba registrado en dominios.es a mi nombre y con mi dirección de correo, así que no tuve problemas para transferirlo a Sered. El dominio caduca en marzo de 2020, y, a diferencia de otras empresas, no me cobraron nada por la transferencia, mientras que el alojamiento sale por 42,38€ al año, que quedaron en 34,26€ al aplicarme un descuento el primer año.

Todavía es pronto para saber cuánto tiempo aguantará Guapaweb en esta nueva casa, y cuándo tendré que volver a tirar el dado para entonar de nuevo el «de hosting a hosting y tiro porque me toca», pero, hablando de tocar, toquemos madera y esperemos que sea por muchos años…

Saludos. wp-monalisa icon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *