Ajedrez, Noticias, Partidas

José Raúl Capablanca en Nueva York 1924

Juan Antonio Rodríguez Parra

Estamos llegando al final de esta serie de artículos sobre el Supertorneo de Nueva York 1924, y nos toca centrarnos en el subcampeón del torneo, que además era el vigente campeón mundial, nada más y nada menos que José Raúl Capablanca, el genio cubano, único campeón de habla hispana de la historia, orgullo del pueblo de Cuba y de todos los hispanoamericanos en general, pero que en esta ocasión se vio superado por el no menos genial Lásker, posiblemente herido en su orgullo tras haberle arrebatado el título tan solo tres años antes. La mayor virtud que tenía Capablanca era su facilidad para jugar al ajedrez, algo que aprendió desde pequeño y que para él era tan natural como hablar o respirar. Sin embargo, éste fue también su mayor hándicap, ya que precisamente su exceso de confianza y falta de preparación le llevaron a la pérdida del título en 1927 contra Alekhine.

Capablanca

Referencias bibliográficas

Al igual que en el caso de Alekhine, y debido a la fama de nuestro biografiado, seguiremos en este artículo el mismo guión que en aquel caso, es decir, intentaremos no extendernos en aspectos que son bien conocidos o que se pueden consultar en muchos sitios, e incluiremos en primer lugar una relación de obras literarias y textos de referencia sobre Capablanca.

Cabe mencionar de nuevo la página de ChessHistory, donde Edward Winter muestra una extensa lista de libros en varios idiomas sobre Capablanca y Alekhine, claro que muchos de ellos ya no se encuentran en ningún sitio.

Podemos destacar los siguientes libros sobre Capablanca:

  • Portada Capablanca, de PanovCapablanca. V. N. Panov. Ediciones Martínez Roca, Barcelona, 1973. Se publicó por primera vez en ruso en 1957, once años después salió una revisión con correcciones y nuevo material, y cinco años después vio la luz la edición en castellano, que fue otro de los primeros libros que llegaron a mis estanterías. Al igual que en el caso del libro de Kótov sobre Alekhine, incluye una primera parte de 76 páginas con una completa biografía de Capablanca, y la segunda parte consta de 70 partidas selectas, las de mayor calidad en la carrera del campeón cubano según el autor, con completos comentarios y análisis en cada una. Aún se puede encontrar el libro de segunda mano en Internet. V. N. Panov son las iniciales de Vasíly Nikoláyevich Panov, Maestro Internacional soviético que llegó a tener nivel de Gran Maestro, alcanzando el puesto nº 21 del mundo en 1948 según Chessmetrics. Teórico (creador por ejemplo de la Variante Panov de la Caro-Kann), escritor y periodista, ganador del Campeonato de Moscú en 1929, participó en 5 campeonatos de la URSS, y ganó el Torneo de Kiev en 1938.
  • Los campeonatos del mundo I: De Steinitz a Alekhine. Pablo Morán. Ed. Martínez Roca, Barcelona, 1974. Éste también fue otro de mis primeros libros. En la segunda parte del mismo incluye todas las partidas de los encuentros por el título con algunas variantes, mientras que en la primera parte describe todos los encuentros jugados, con una breve biografía de los contendientes, los prolegómenos y organización de los encuentros, desarrollo de los mismos, etc.
  • Partidas Clásicas de Capablanca (La perfección en ajedrez). Gideon Stahlberg y Paulino Alles Monasterio. Compañía Editorial Continental, México D.F., 1956 y 1958. Aunque este libro está dedicado a la carrera ajedrecística de Capablanca, que trata de forma cronológica, incluye muchos textos y comentarios delante de cada torneo, lo que resulta bastante interesante. Las partidas están extensamente analizadas por los autores. Se puede encontrar de segunda mano por Internet.
  • Portada Capablanca: Leyenda y realidadCapablanca: Leyenda y realidad. Miguel Ángel Sánchez. Este libro es sin lugar a dudas la obra biográfica más completa que se ha escrito sobre Capablanca. Fue publicado por primera vez en La Habana en 1976 en dos tomos de unas 300 páginas cada uno con formato pequeño, y recibió el Premio UNEAC de Biografía 1976 Enrique Piñeyro. En 2015 fue publicado en inglés por la Editorial McFarland con el título José Raúl Capablanca, A Chess Biography (568 páginas). En 2019 la Editorial Solís publicó una nueva edición en español corregida y extendida en un solo tomo, que se puede encontrar por ejemplo en La Casa del Libro o en Ajedrez21. En 2021 la Editorial Blurb sacó una nueva edición en dos tomos que podéis encontrar en Amazon (Tomo I y Tomo II). La obra consta de 18 capítulos, un epílogo y dos apéndices, con 192 partidas comentadas, aunque no con demasiada profundidad. Incluye información detallada de la vida de Capablanca, su familia, y los acontecimientos nacionales y mundiales que tuvieron lugar en esa época. Es curioso que en la página de Amazon del primer tomo aparece una interesante opinión sobre el libro del biznieto de Capablanca, José Raúl Medina Capablanca.
  • Reyes del Ajedrez: José Raúl Capablanca. Dimitrije Bjelica. Ed. Zugarto Ediciones, Madrid, 1993. Aunque ya descatalogado, todavía se puede encontrar por Internet alguna copia de esta colección del periodista y escritor «yugoslavo», que, al igual que ocurría con la biografía de Alekhine, se trata de un libro repleto de detalles y anécdotas sobre la vida de Capablanca, todo ello convenientemente ilustrado y completado con más de 100 partidas suyas.

Aparte de estos libros en español, también existen un buen número de libros en inglés, entre los que podemos destacar:

  • Capablanca. Edward Winter. Ed. McFarland & Company, 1989. El subtítulo del libro reza «A Compendium of Games, Notes, Articles, Correspondence, Illustrations and Other Rare Archival Materials on the Cuban Chess Genius José Raúl Capablanca, 1888-1942». Viniendo de la mano de Winter, no se puede esperar otra cosa que un detallado texto sobre su vida, repleto de material inédito y poco conocido, junto con algunos capítulos dedicados a los torneos más importantes en los que participó, aderezados con multitud de partidas.
  • The Unknown Capablanca. David Hooper & Dale Brandreth. Ed. Batsford Limited, London, 1975. Editado posteriormente en 1993 en Nueva York, contiene más de 200 partidas extraídas de sesiones de simultáneas y encuentros de exhibición de Capablanca, además de su primer match contra Corzo, todo ello con gran cantidad de comentarios y análisis. En Amazon podéis encontrar una edición de 2003 de Dover Publications.
  • Capablanca, Move by move. Cyrus Lakdawala. Ed. Everyman Chess, 2012. Una obra moderna de la serie «Jugada a jugada», con el conocido formato de preguntas y respuestas, aunque en el aspecto biográfico no incluye demasiada información sobre la vida de Capablanca.

Por otra parte, también podemos citar unos cuantos y completos artículos «online» dedicados a Capablanca, a saber:

  • José Raúl Capablanca (Wikipedia). Los artículos sobre Capablanca de la Wikipedia son bastante completos, tanto en español (unas 13 páginas o «pantallas»), como en inglés (15 páginas), e incluso en ruso (17 páginas). Recordad que resulta muy fácil utilizar un traductor en el navegador, por ejemplo, en Chrome basta con pulsar el botón derecho y selección «Traducir».
  • Capablanca vs Alekhine, los Mozart y Salieri del ajedrez (Parte I y Parte II). E.J. Rodríguez. Jot Down, 2011. Los artículos de ajedrez que el periodista Emilio J. Rodríguez escribe en esta revista son siempre una delicia. Detallados, completos, ilustrados… son de obligada lectura para cualquier aficionado. En este caso hace un repaso a la vida de los dos genios, a su encuentro por el Campeonato del Mundo y a los años posteriores en los que Alekhine rehuyó el match revancha contra Capablanca.
  • Recuerdos de Capablanca por su esposa Olga Chagodaef. Zenda Libros. El escritor e historiador Miguel Ángel Nepomuceno escribió en 2019 cuatro estupendos y detallados artículos ampliamente ilustrados sobre la vida de Capablanca. Éste es el primero de ellos, y al final del cada uno encontraréis un enlace «Siguiente» para ir pasando al resto de los mismos.
  • Jose R. Capablanca (Bill Wall’s Chess Page, 2017). El escritor y periodista Bill Wall, como ya ocurriera en el caso de Márshall y Alekhine, realiza un recorrido pormenorizado de todos los eventos conocidos en la vida de Capablanca, desde su nacimiento hasta su muerte, tanto en lo que se refiere a su vida personal como al ámbito ajedrecístico.
  • Chesshistory.com. Edward Winter, como de costumbre, tiene en su blog muchos artículos dedicados a la memoria de Capablanca, ilustrados con fotografías y recortes de periódicos de la época. Os sugiero que escribáis «Capablanca» en el cuadro de búsqueda. Algunos de los que más llaman la atención podrían ser: Capablanca: How I Learned to Play Chess, Capablanca on his Predecessors, How Capablanca Became World Champion, Capablanca v Alekhine, 1927, A Lecture by Capablanca (1932), Capablanca’s Simultaneous Displays, Capablanca’s Death, etc.
  • Jose Raul Capablanca (chessgames.com). En Chessgames encontramos una biografía de Capablanca, junto con varias colecciones de partidas suyas, en total 1.209 partidas.

Dicho esto, hagamos un breve repaso a la vida y carrera ajedrecística de Capablanca…

Biografía

CapablancaJosé Raúl Capablanca y Graupera nació en La Habana el 19 de noviembre de 1888, y falleció en Nueva York el 8 de marzo de 1942, con tan solo 53 años.

Capablanca fue el segundo de los 11 hijos que tuvieron José María Capablanca Fernández, oficial del ejército español, y Matilde María Graupera Marín, nacida en Matanzas, pero de origen catalán.

Aprendió a jugar el ajedrez a los cuatro años de edad, simplemente observando a su padre jugar con amigos, señalando en un momento dado un movimiento ilegal de su padre, ante lo que quedaron atónitos, y ganando a continuación una partida que jugó contra su padre.

Éste empezó a llevar al joven Capablanca al Club de Ajedrez de La Habana, y en septiembre de 1893, aún con 4 años, se enfrentó con negras a Ramón Iglesias, quien le dio la dama de ventaja, y a quien venció en 38 jugadas. Sin embargo, su padre dejó de llevarle al club porque pensaba que una afición desmedida por el ajedrez podría resultarle perjudicial.

El primer jugador de renombre internacional contra el que se enfrentó fue Taubenhaus, en una visita de éste a La Habana en diciembre de 1893. Jugó dos partidas contra el niño de 5 años, posiblemente con dama de menos, pero Capablanca ganó ambas.

Capablanca con su padre en 1893   Capablanca con su padre en 11909Capablanca jugando con su padre en la misma mesa del salón de su casa natal en dos momentos diferentes: en 1893 con 5 años ya era capaz de ganarle, y en 1909 con 21 años era un pasatiempo para ambos. Fuente: Zenda Libros.

Entre 1898 y 1904, Capablanca asistió al Instituto de Educación Secundaria de Matanzas, y en 1900 (con 11 años) su padre le llevó de nuevo al Club de Ajedrez de la Habana para enfrentarse a jugadores más fuertes. Celso Golmayo, el mejor jugador del club, le dio al principio una torre de ventaja en sus partidas, pero pronto ya no pudo hacerlo. En 1901 ya superaba a la mayoría de los miembros del club, y en esa época también recibió varios libros de ajedrez, sintiendo especial predilección por uno de finales, lo que puede explicar su posterior maestría en este aspecto.

Al terminar sus estudios de bachillerato, sus padres no disponían de recursos para enviarle a estudiar al extranjero, pero entablan amistad con el empresario español Ramón Pelayo de la Torriente, quien se ofrece a financiar la educación de Capablanca en Estados Unidos con vistas a que a su regreso se encargase de sus negocios azucareros en Cuba.

En agosto de 1904 (15 años) asistió a la escuela privada Woodycliff Preparatory School en South Orange (Nueva Jersey) para aprender inglés y prepararse para ingresar a la Universidad de Columbia. A finales de 1904 empezó a visitar el Club de Ajedrez de Manhattan.

En septiembre de 1905 (16 años) asistió al Graff College en Manhattan, donde preparó los exámenes de ingreso en la Universidad de Columbia. En 1906 aprobó con facilidad los exámenes y en septiembre de 1906 empezó en dicha universidad para estudiar ingeniería mecánica y química.

A finales de 1906 (18 años) ya se había unido al Club de Ajedrez de Manhattan y participaba activamente en los torneos que se organizaban, así como en encuentros entre clubes, jugando también con el equipo de la Universidad de Columbia. Esto provocó que no le fueran bien los estudios, y en mayo y agosto de 1908 tuvo que repetir varios exámenes debido a sus malas calificaciones, perdiendo además el apoyo económico de su mecenas, por lo que tuvo que ganarse la vida jugando al ajedrez. Debido a ello, en noviembre de ese mismo año abandonó la universidad y se dedicó a dar sesiones de simultáneas viajando por Estados Unidos y Canadá.

Equipo de béisbol de la Universidad de Columbia, 1910Equipo de béisbol de la Universidad de Columbia, 1910. Capablanca, con 21 años, sentado el segundo por la izquierda. Fuente: Zenda Libros.

En agosto de 1912 (con 23 años, habiendo ganado en San Sebastián y siendo ya uno de los mejores jugadores del mundo), los periódicos anunciaron que Capablanca se había casado en Summit (Nueva Jersey) con Eleanora Young, miembro de una refinada y acomodada familia estadounidense del oeste, pero realmente no se casaron, aunque vivieron juntos 6 años.

En julio de 1913, Capablanca obtuvo oficialmente un puesto en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. Su título oficial era «Embajador Extraordinario y Plenipotenciario General del Gobierno de Cuba ante el Mundo». Sus primeras instrucciones fueron ir a San Petersburgo y participar en el importante torneo de ajedrez que se iba a celebrar. Allí se estableció un consulado cubano y Capablanca fue nombrado vicecónsul del mismo.

Entre 1917 y 1918 vivió en Cuba, donde impartió varias lecciones a una niña de 15 años llamada María Teresa Mora (véase este interesante artículo de Cuba periodistas). Mora consiguió en 1922 (con tan solo 20 años) un hito histórico, ganando el Campeonato de Cuba absoluto. Dominó el campeonato nacional femenino desde su creación en 1938, ganando todas las ediciones hasta que se retiró del ajedrez profesional en 1960. Participó en dos mundiales femeninos (en Buenos Aires 1939 y en Moscú 1949), con buenas actuaciones en ambos casos. En 1950 se convirtió en la primera Maestra Internacional Femenina (WIM) cubana. La preparación de estas clases, tal como reconoció posteriormente el propio Capablanca, le ayudó a él mismo a mejorar sus conocimientos de aperturas.

En marzo de 1921 jugó su encuentro con Lásker, donde consiguió el título mundial. Al evento asistían grupos de señoritas para flirtear con los solteros cubanos, y así fue como conoció a Gloria Simoni Betancourt, de 22 años, miembro de una de las familias más antiguas de Cuba, natural de Camagüey, a 547 Km de La Habana, y desde donde viajaba para ver las partidas. Ambos se casaron el 29 de diciembre de ese mismo año.

Con el dinero obtenido tras vencer a Lásker (11.000$, según veremos más adelante) construyó una mansión en las afueras de La Habana, bautizada como «Villa Gloria», donde se fueron a vivir. En las baldosas de la entrada reproducía la posición final de la última partida con Lásker. La villa se encuentra hoy en día en bastante mal estado y en ella viven cinco familias. Capablanca también construyó otras casas alrededor para alquilarlas y que su familia nunca tuviera problemas económicos, pero tras su muerte, su esposa lo perdió todo en los años 50 con la llegada de la Revolución cubana.

Villa Gloria en 2021Villa Gloria en 2021. Fuente: Diario de Cuba.

Familia Capablanca hacia 1930El 2 de enero de 1923 nació su primer hijo, José Raúl Capablanca Jr (a quien su padre le llamaba «Tuto»), que se convirtió en abogado, y falleció con 61 años en La Habana (el 31 de enero de 1984). El 23 de junio de 1925 nació en La Habana su hija Gloria de los Ángeles Capablanca (a quien su padre apodó «Tita»), y que falleció a los 82 años en Miami (el 9 de octubre de 2007).

En julio de 1934 (45 años), en una fiesta en Nueva York, Capablanca conoció a su futura segunda esposa, Olga Evgenyevna Chagodaef (de soltera Choubaroff o Chubarova), una belleza rusa de 35 años que vivía en Estados Unidos, viuda de un oficial de la armada soviética (se casó dos veces más tras la muerte de Capablanca, pero nunca tuvo hijos). A pesar de seguir casado, empezaron a vivir juntos, y no fue hasta julio de 1938 cuando obtuvo el divorcio de su primera esposa, Gloria, cuya familia logró que Capablanca fuera degradado al cargo de agregado comercial. Se casó con Olga el 20 de octubre de 1938 en Elkton (Maryland), conocida por entonces como «la capital nupcial de los Estados Unidos» (él tenía 49 años y ella 40). En agosto de 1940 se instalaron en un apartamento de la Calle 57 de Manhattan.

La Habana, 1938. Olga y CapablancaLa Habana, 28 de octubre de 1938. Olga y Capablanca, pocos días después de su boda, zarpan rumbo a París.

En esa época la salud de Capablanca empezaba a deteriorarse, y de hecho, en noviembre de 1937 ya sufrió un leve problema cerebrovascular durante el Torneo AVRO en los Países Bajos, obteniendo el peor resultado de su carrera. El 7 de marzo de 1942, con tan solo 53 años, Capablanca estaba de muy buen humor jugando en el Manhattan Chess Club de Nueva York, donde solía acudía por las tardes. Repentinamente empezó a encontrarse mal, pidió que le ayudaran a quitarse el abrigo y se desplomó en brazos de quienes le rodeaban, sufriendo un derrame cerebral. Falleció en la madrugada del día siguiente en el Hospital Mount Sinaí de Manhattan, el mismo en el que un año antes había falleció Lásker. Su eterno enemigo y admirador, Alekhine, escribió: “Nunca antes hubo, ni volverá a existir, un genio igual”. Los restos de Capablanca fueron trasladados en barco a Cuba y se celebró un entierro con todos los honores en el Cementerio de Cristóbal Colón de La Habana, acudiendo el presidente dictador General Batista. Tras el funeral multitudinario, el artista cubano Florencio Gelabert esculpió el gran rey de mármol blanco que custodia la lápida. Su esposa Olga murió en 1994 en Nueva York a la edad de 95 años.

Capablanca siempre será recordado como una persona sumamente educada, agradable y tranquila, que vestía con elegancia y tenía éxito con las mujeres, versado en teatro, música y ballet, le gustaba el tenis, y hablaba con fluidez inglés, francés y alemán.

En toda su carrera ajedrecística tan solo jugó 583 partidas oficiales, ganando 302, entablando 246 y perdiendo 35, número de derrotas que supone un 6% del total, posiblemente uno de los más bajos que haya conseguido cualquier jugador en la historia del ajedrez.

Carrera ajedrecística

Como ya hemos mencionado, encontraréis un detallado análisis cronológico de la carrera de Capablanca en la página de Bill Wall. En EdoChess tenéis enlaces a casi todos sus matches y torneos hasta 1931. Y en Chessgames se incluye una biografía en inglés junto con una colección de 1.209 partidas suyas. Destacaremos aquí solamente sus éxitos más importantes.

Torneos y encuentros individuales

El 17 de noviembre de 1901, dos días antes de cumplir los 13 años, Capablanca inició un match contra el vigente campeón de Cuba, Juan Corzo, venciendo por +4=6-3. Aunque algunas fuentes indican que así se convirtió en campeón nacional, parece claro que sólo se trató de un encuentro de exhibición. De hecho, el campeonato de Cuba se jugó más tarde, en abril de 1902 (6 jugadores a doble vuelta), quedando Capablanca 4º (+4=1-5) tras Juan Corzo, su hermano Enrique Corzo y Gustavo Fernández.

En 1905 comienza a frecuentar el Club de Ajedrez de Manhattan, destacando la victoria que consigue a finales de 1906 (18 años) en un torneo relámpago por eliminatorias entre 32 jugadores (20 segundos por jugada), en el que derrota en la final al mismísimo campeón mundial, Lásker, recibiendo las felicitaciones de éste. Entre 1906 y 1910 jugó varios torneos y campeonatos universitarios por equipos en Nueva York, ganando la mayoría de sus partidas.

Entre abril y junio de 1909 (aún con 20 años, pero ya nº 2 del mundo detrás de Lásker) conseguiría otro gran resultado al derrotar a Márshall (que en noviembre se convertiría en campeón de Estados Unidos), por un claro por +8=14-1. El match, programado a 8 partidas ganadas, duró más de lo esperado: las 5 primeras tuvieron lugar en Nueva York, una en Morristown (Nueva Jersey), una en Scranton (Pennsylvania), una en Wilkes-Barre (Pennsylvania), y a partir de la 9ª otra vez en Nueva York.

En febrero-marzo de 1910 (21 años) juega su primer torneo oficial, el XXXII Campeonato de la Asociación del Estado de Nueva York, celebrado en el Rice Chess Club en el Café Boulevard de Nueva York, con +6=1-0. Empató en el primer puesto con Jaffe (único que consiguió puntuar contra él), pero luego Capablanca le derrotó por 2-0 en los play-off. Márshall tan solo quedó 4º de 8 jugadores, en parte al no poder jugar una de las rondas, aunque volvió a ser derrotado por Capablanca.

En enero-febrero de 1911 (22 años), Márshall se tomó la revancha al superar a Capablanca por medio punto en el Torneo de Maestros de Nueva York. Consiguieron respectivamente +8=4-0 y +8=3-1 (Capablanca perdió inesperadamente con el campeón de Brooklyn, Roy Turnbull Black). Detrás quedaron Chajes, Jaffe, Jóhner, etc.

En febrero-marzo de 1911 llega su mayor reto hasta el momento, al ser invitado a su debut europeo en el supertorneo de San Sebastián, donde venció y convenció a la opinión mundial (+6=7-1), aventajando en medio punto a Rubinstein (con quien perdió) y Vidmar, seguidos de Márshall, Tárrasch, Schléchter, Nimzówitsch, Ossip Bérnstein, Spiélmann, etc. Al inicio del torneo Bérnstein y Nimzówitsch criticaron la participación del joven jugador, pero ambos tuvieron que inclinar su rey contra él. Ya en la primera ronda Bérnstein fue derrotado en una partida galardonada con el primer premio de brillantez, por lo que éste reconoció su talento y dijo que no se sorprendería si terminaba ganando el torneo. También se dice que tras una de las rondas del torneo en la que Nimzówitsch estaba jugando partidas rápidas, éste se ofendió a raíz de un comentario de Capablanca mientras observaba, y le recriminó el hecho indicándole que no interfiriera. Capablanca le retó luego, ganando todas las partidas que jugaron, por lo que los maestros presentes estuvieron de acuerdo en dictaminar que era invencible a este ritmo de juego.

San Sebastián 1911 (Ronda 5)San Sebastián 1911 (Ronda 5). Por la izquierda, según la publicación original en alemán: Márshall, Janowski, Burn (de pie), Bernstein, ¿Nimzówitsch?, Rubinstein, Maróczy, ¿Léonhardt? (de pie detrás de Maróczy), Spielmann (en primer término), ¿Duras? (al fondo de pie), Capablanca, ¿Nimzówitsch? (se parece más a Vidmar), ¿Vidmar? (de pie, se parece más a Léonhardt), Hóffer, Téichmann, Tárrasch y Mieses (de pie, organizador). Fuente: ChessBase.

En enero-febrero de 1913 (24 años) participa en Nueva York en el II Torneo Nacional Americano de Maestros, ganando con 11 puntos de 13 (+10=2-1), por delante de Márshall, Jaffe (con quien perdió), Janowski, Chajes, etc.

Tras este torneo, los 6 primeros se clasificaron para jugar en febrero en el Torneo de La Habana, un certamen a doble vuelta con tan solo 8 jugadores (completaron la nómina los cubamos Juan Corzo y Rafael Blanco). Márshall (con +8=5-1, sólo perdió con Janowski) volvió a superar en medio punto a Capablanca (+8=4-2, perdiendo con el propio Márshall y con Janowski). Bastante distanciados quedaron el resto de jugadores norteamericanos y cubanos.

La Habana 1913La Habana 1913. De pie: Janowski, Capablanca, Juan Corzo, Salvador Capablanca (hermano mayor de José Raúl), Hartwig Cassel (periodista), Enrique Corzo (hermano menor de Juan Corzo), Alberto Ponce (árbitro) y León Paredes (directivo del Club de Ajedrez de La Habana); Sentados: Jaffe, Márshall, Chajes, Kúpchik y Rafael Blanco (futuro campeón de Cuba en 3 ocasiones). Fuente: Tabla de Flandes.

En julio-agosto de 1913 arrasa en el Torneo de Verano del Rice Chess Club, ganando las 13 partidas jugadas. Detrás quedaron Duras, Black, Chajes, Kúpchik, etc.

Entre finales de 1913 y los meses previos al torneo de San Petersburgo de 1914 (25 años), Capablanca jugó una serie de partidas en Europa contra los mejores jugadores de la época: del 17 al 20 de noviembre en Berlín derrotó tanto a Mieses como a Téichmann por 2-0; en diciembre en San Petersburgo jugó 6 partidas contra Alekhine, Znosko-Borovsky y Dus-Chotimirsky con +5=0-1 (perdió con Znosko-Borovsky); el 30 de diciembre en Riga batió en una partida a Nimzówitsch;  en febrero de 1914 en Moscú venció a Bérnstein por +1=1-0; en febrero en Kiev ganó una partida a Bogoljúbow; en marzo en Viena derrotó a Tartakówer por +1=1-0 y a Réti en una partida; luego en París a Aurbach por 2-0. Además de las citadas, en total fueron 24 partidas oficiales, obteniendo un impresionante +19=4-1.

San Petersburgo 1913San Petersburgo 1913, 14 de diciembre (Ronda 1). Capablanca-Alekhine (1-0 en 35 jugadas). Probablemente una foto tomada al final mientras analizaban, ya que, además de no tener las planillas en la mesa, la posición final del mural no se corresponde con la que se ve en el tablero (parece que tras 18.Ae4). Tras la derrota, la mirada perdida del joven Alekhine lo dice todo. Fuente: Wikimedia.

En abril-mayo de 1914 (25 años) llegó el supertorneo de San Petersburgo, dividido en una primera fase con 11 jugadores y una final a doble vuelta con los 5 primeros clasificados. En la fase previa, Capablanca ganó con +6=4=0, con 1,5 puntos de ventaja sobre Lásker. En la fase final no le fue tan bien, con +4=2-2, perdiendo contra Lásker y Tárrasch, y terminando así en 2ª posición a medio punto de Lásker.

San Petersburgo 1914San Petersburgo 1914. Debajo de la foto aparecen los nombres de los jugadores, con Capablanca sentado el segundo por la derecha. Fuente: ChessBase.

San Petersburgo 1914San Petersburgo 1914. Los cinco finalistas, casi nada… Fuente: Tabla de Flandes.

En abril-mayo de 1915 (26 años) ganó en el Torneo de Maestros de Nueva York, con sólo 8 jugadores a doble vuelta y un impresionante +12=2-0. Empató las dos partidas con Márshall que quedó 2º, ambos bastante alejados del resto de participantes, todos jugadores norteamericanos debido a la situación bélica en Europa.

Nueva York 1915Nueva York 1915. En primer término, Capablanca, Edward Lásker, Jacob Bérnstein y Márshall. Fuente: Edward Winter, donde se identifican al resto de protagonistas de la fotografía.

En enero-febrero de 1916 (27 años) participó en el Memorial Rice en Nueva York. (Isaac Rice , creador del gambito que lleva su nombre, había fallecido en diciembre de 1915). Se jugó una fase preliminar que ganó con nada menos que +12=2-0 (entabló con Kostić y Roshental). Después se jugó una final entre los 5 primeros clasificados, quedando 3º (+1=2-1, perdiendo con Chajes). Como se sumaban todos los puntos, quedó vencedor con 14 puntos, 3 por delante de Janowski, seguidos de Chajes, Kostić y Kúpchik. Su derrota de la fase final, el 10 de febrero, sería la única en los próximos 8 años, hasta que perdió con Réti el 22 de marzo en la 5ª ronda de Nueva York en 1924.

En octubre-noviembre de 1918 (aún con 29 años) ganó una vez más el Torneo de Nueva York (+9=3-0), esta vez con solo 7 jugadores a doble vuelta, debido a la enfermedad de Whitaker en la primera ronda. Detrás quedaron Kostić, Márshall, Chajes, Janowski, Black y Morrison. En este torneo, jugado en el Manhattan Chess Club, Márshall puso en aprietos al futuro campeón con su contragambito o contrataque de la Apertura Española. En este artículo de ABC Paraguay se analiza con bastante detalle la partida.

Tras el parón bélico, en agosto de 1919 (30 años) gana en Hastings el Torneo Especial de la Victoria de la Federación Británica, (+10=1-0), cediendo tan solo unas tablas contra el segundo clasificado, Kostić, y detrás quedaron Yates, Thomas, Wahltuch, Míchell, etc.

En 1921, a los 32 años, consiguió el título mundial frente a Lásker, como luego veremos.

En julio-agosto de 1922 (33 años), luciendo su reciente título mundial, vence en el fortísimo Torneo de Londres, una vez más imbatido con +10=4-0. Detrás quedó Alekhine (con un excelente +8=7-0), seguido de Vidmar, Rubinstein, Bogoljúbow, Réti, Tartakówer, Maróczy, Yates, etc.

Londres 1922Londres 1922. Maróczy-Capablanca (tablas en 22 jugadas), con el jovencísimo Euwe (21 años) de pie en el centro. Fuente: Maróczy Géza Emlékév 2020.

Tal como comentamos en el artículo sobre Alekhine, tras el torneo se firmó el llamado «Tratado de Londres», donde se asentaron las bases y el reglamento para los subsiguientes encuentros por el campeonato del mundo. Los firmantes fueron Capablanca, Alekhine, Bogoljúbow, Maróczy, Réti, Rubinstein, Tartakówer y Vidmar. La cláusula principal establecía que el vencedor sería quien antes alcanzase las 6 partidas ganadas, sin contar las tablas, y por otra parte, se fijaba una cantidad inicial de 500$ que el aspirante debía aportar para celebrar el encuentro, a la que se sumarían otros 500$ a depositar tres meses antes del comienzo del mismo.

Como ya sabemos, en marzo-abril de 1924 queda 2º en Nueva York con un excelente +10=9-1, pero superado por Lásker.

Nueva York 1924

En noviembre-diciembre de 1925 (cumplidos los 37 años), termina 3º de 21 en el fortísimo supertorneo de Moscú (+9=9-2, perdió contra el 10º y 12º clasificados…). El gran vencedor fue Bogoljúbow, que superó en 1,5 puntos a Lásker, y detrás de Capablanca quedaron Márshall, Tartakówer, Torre, Réti, etc. Como ya hemos comentado otras veces, resultó una dura prueba en la que maestros de la talla de Verlínsky, Spiélmann y Rubinstein empataron en los puestos 12º-14º, Yates acabó 17º con tal solo 7 puntos, Sämisch 18º con 6,5 puntos, y Dus-Chotimirsky penúltimo con 6 puntos encajando nada menos que 12 derrotas. En artículos anteriores también hicimos referencia a la película «La fiebre del ajedrez», donde aparece Capablanca en varias secuencias.

Moscú 1925Moscú 1925. Una foto con poca calidad en la que no he conseguido identificar a todos los jugadores (parece claro que no están Márshall, Tartakówer, Rubinstein, y el joven Torre de 21 años). De pie: Rabinóvich, Verlínsky, Gotthilf, Réti, ?, Bohatirchuk, Yates, ?, y Levenfish; Sentados: ?, ?, Dus-Chotimirsky, Romanóvsky, Capablanca, Bogoljúbow, Lásker, Grünfeld y Sämisch. Fuente: Tabla de Flandes.

Moscú 1925: Capablanca-BogoljubowMoscú 1925. Capablanca-Bogoljúbow (1-0 en 32 jugadas, una partida con muchos errores por ambas partes…). Fuente: Yandex Zen.

En julio de 1926 (37 años) gana el fuerte Torneo Panamericano en Lake Hopatcong (Nueva Jersey), con tan solo 5 jugadores a doble vuelta. La clasificación final fue: Capablanca 6 (+4=4-0), Kúpchik 5, Maróczy 4,5, Márshall 3, y Edward Lásker 1,5.

Lake Hopatcong 1926Lake Hopatcong 1926. Descanso y relax jugando al tenis: Edward Lásker, Capablanca con su hija gloria en brazos, el organizador Nórbert L. Léderer, y Mrs. Edith Herschenstein (?). Fuente: ChessBase.

En febrero-marzo de 1927 (38 años) vence contundentemente en el Torneo de Nueva York, con tan solo 6 jugadores pero a 4 vueltas. También había sido invitado Lásker, que renunció por una disputa y fue sustituido por Vidmar, y Bogoljúbow, que no llegó a un acuerdo económico con la organización. Capablanca finalizó imbatido (+8=12-0), superando en 2,5 puntos a Alekhine (a quien venció por +1=3-0), seguido de Nimzówitsch, Vidmar, Spiélmann y Márshall. Capablanca llevaba perdidas solamente 4 partidas de torneo en las 158 que había jugado desde 1914.

Nueva York 1927: Capablanca-AlekhineNueva York 1927 (febrero-marzo). Alekhine sentado frente a Capablanca para la foto. De pie: Maróczy (Director del torneo), Nórbert Léderer (organizador, al igual que en 1924), Spielmann, Nimzówitsch, Vidmar y Márshall. Fuente: Edward Winter.

A continuación, como luego comentaremos, pierde el título mundial ante Alekhine entre septiembre y noviembre de 1927.

En agosto de 1928 (39 años) queda 2º en el supertorneo de Bad Kissingen, XI Congreso de la Federación Bávara (+4=6-1, perdió con Spiélmann, que acabó 10º). El gran vencedor fue Bogoljúbow (aunque perdió su partida contra Capablanca), y detrás quedaron Euwe, Rubinstein, Nimzówitsch, Réti, Tartakówer, Márshall, Yates, Spiélmann, Tárrasch y Mieses.

Bad Kissingen 1928: Euwe, Yates, Tartakower, Spielmann, Reti, Mieses, Bogoljubow, Nimzowitsch, Capablanca, Tarrasch, MarshallBad Kissingen 1928. De pie: Euwe, Yates, Tartakówer, Spiélmann, Réti, Mieses y Bogoljúbow; Sentados: Nimzówitsch, Capablanca, Tárrasch y Márshall. Fuente: Douglas Griffin.

A finales de año gana 3 torneos de forma consecutiva sin perder una sola partida. Primero en septiembre-octubre de 1928 en Budapest (+5=4-0), por delante de Márshall, Spiélmann, Kmoch, Vajda, etc. Después en octubre en el más fuerte torneo Berlín, con 8 jugadores (que quedaron realmente en 7 ya que Tárrasch tuvo que retirarse tras las 3ª ronda) a doble vuelta (+5=7-0), seguido de Nimzówitsch, Spiélmann, Tartakówer, Rubinstein, Réti y Márshall. Y finalmente en noviembre (cuando cumplió los 40 años), en el Torneo del Sanatorio Siesta de Budapest, un evento organizado por Maróczy mientras descansaba allí de su enfermedad, consiguiendo Capablanca +5=4-0, superando a Márshall, Spiélmann, Kmoch, Vajda, etc.

En marzo-abril de 1929 (40 años) jugó en Ramsgate (Inglaterra) en el XXII Congreso de la Asociación de Ajedrez del Condado de Kent, una especie de match-torneo a 7 tableros entre prácticamente la selección nacional inglesa contra un equipo del «resto del mundo», enfrentándose todos los jugadores locales contra cada uno de los extranjeros. El equipo visitante estaba formado por Capablanca, Rubinstein, Maróczy, Koltanowski, Znosko-Borovsky, el maestro belga de origen ruso Soultanbéieff, y la joven Vera Ménchik (22 años), quien obtuvo unos impresionantes 5 puntos de 7, empatada con Rubinstein y sólo superada en medio punto por Capablanca (+4=3-0). La abultada victoria visitante por 31,5 a 17,5 fue un resultado de lo más esperado.

En julio-agosto de 1929 se jugó el supertorneo de Karlsbad, con 22 fuertes jugadores, un brillante triunfo de Nimzówitsch, que superó a Capablanca (+10=9-2, perdiendo con Spiélmann y con Sämisch, que acabó 16º), Spiélmann, Rubinstein, Bécker, Vidmar, Euwe, Bogoljúbow, Grünfeld, etc.

Karlsbad 1929Karlsbad 1929. De pie arriba: Yates, Tartakówer, Márshall, Tréybal, Canal, Bécker y Colle; De pie en medio: Jóhner, Grünfeld, Euwe, Mattison, Thomas, Brínckmann, Sämisch y Gilg; Sentados: Ménchik, Spiélmann, Vidmar, Capablanca, Stadiral Tietz (?), Bogoljúbow, Nimzówitsch, Rubinstein y Maróczy. Fuente: Chess.com.

Acaba el año 1929 de nuevo con 3 victorias, aunque en torneos menos fuertes. Así, en septiembre de 1929 gana en Budapest (+8=5-0), superando a Rubinstein, Tartakówer, Vajda, Thomas, etc. En octubre vence en Barcelona, con 13,5 de 14, un torneo «demasiado fácil» para él (y donde nació la conocida Apertura Catalana), por delante de Tartakówer (con quien hizo tablas), Colle, Monticelli, Rey Ardid, Manuel Golmayo, Yates, Vera Ménchik, etc. Y finalmente en el tradicional torneo de Navidad de Hastings, con +4=5-0, un punto por delante de Vidmar, seguido de Yates, Maróczy, Sergeant, etc.

A partir de 1930 Capablanca ya jugó muy pocos torneos, apenas uno por año. A finales de 1930 (42 años) queda 2º en Hastings (+5=3-1, perdió con Sultan Khan), el ganador fue Euwe, y detrás quedaron Sultan Khan, Míchell, Yates, Thomas, etc.

En abril-mayo de 1931 (42 años), gana un descafeinado Torneo de Nueva York (+9=2-0), superando a Káshdan, Kévitz, Herman Steiner, Hórowitz, Kúpchik, etc. Un desdibujado Márshall acabó 9º-11º de 12 jugadores (+3=2-6). En julio juega un match en Ámsterdam con Euwe, quien le había superado en Hastings, y vence por +2=8-0.

Después dejó de jugar torneos, y animado por su nueva pareja y futura esposa, Olga, reaparece a finales de 1934 (cumplidos los 46 años) en el Torneo de Hastings, pero se notó la falta de actividad y solamente queda 4º (+4=3-2, perdiendo con Thomas y el joven Lilienthal de 23 años). Ganaron empatados en el primer puesto Euwe, Thomas y Flohr. El joven Botvínnik (23 años) quedó 5º-6º.

En febrero-marzo de 1935 (46 años) queda también 4º en el fuerte Torneo de Moscú (+7=10-2, perdió con el «viejo» Lásker, 66 años, e inesperadamente con Riumin, que acabó 13º-14º, además por tiempo por primera vez en su vida, aunque ya en clara desventaja). Ganaron empatados Botvínnik (con solo 24 años) y Flohr, seguidos de Lásker. Y en abril-mayo queda 2º en Margate (Inglaterra), con +6=2-1, detrás del joven Reshévsky (23 años), con quien perdió su partida.

Moscú 1935: Capablanca-BotvinnikMoscú, 16 de febrero de 1935. Ronda 2, primeros compases de la partida Capablanca-Botvínnik (tablas en 24 jugadas). Fuente: El Comercio.

En abril de 1936 (47 años) vuelve a jugar en Margate, ganando imbatido con +5=4-0, superando a Flohr, Stáhlberg, Lundin, Vera Ménchik, etc.

A continuación, ya más rodado, gana en mayo-junio en Moscú, con 10 jugadores a doble vuelta, imbatido con +8=10-0, superando a Botvínnik, Flohr, Lilienthal, Ragozin, Lásker, etc.

Y en agosto llegaría el supertorneo de Nottingham (Inglaterra), terminando 1º-2º con +7=6-1 (perdió con Flohr), empatado con Botvínnik (+6=8-0), por delante de Euwe, Fine (tan solo 21 años), Reshévsky, Alekhine (a quien ganó en la primera partida que jugaban desde su match de 1927), Flohr, Lásker, Vidmar, etc.

Nottingham 1936: Thomas, Lasker, Capablanca, matrimonio Derbyshire, Euwe, Alekhine, Winter, Fine, Tartakower, Vidmar, Bogoljubow, Tylor, Alexander, Flohr, Reshevsky, Botvinnik, MackenzieNottingham 1936. Sentados: Thomas, Lásker, Capablanca, matrimonio Derbyshire, Euwe, Alekhine y Winter; De pie: Fine, Tartakówer, Vidmar, Bogoljúbow, Tylor, Alexander, Flohr, Reshévsky, Botvínnik y Mackenzie. Fuente: Edward Winter.

Sin embargo, no volvió a jugar hasta septiembre de 1937 (con casi 49 años) en Semmering (Austria), con 8 jugadores a doble vuelta, quedando tan solo 3º-4º empatado con Reshévsky. Consiguió un +2=11-1, perdiendo inesperadamente con Eliskases, pero cedió demasiadas tablas. El vencedor del torneo fue un jovencísimo Keres (21 años) seguido del no menos joven Fine (22 años).

En enero de 1938 (49 años) ganó en París un pequeño torneo poco importante, con 6 jugadores a doble vuelta, obteniendo un resultado de +6=4-0. El segundo puesto fue para Rossolimo, que sólo perdió una partida contra Capablanca.

En noviembre (con 50 años) obtuvo el peor resultado de su carrera, terminando 7º de 8 (a doble vuelta) en el fuerte Torneo AVRO en los Países Bajos (celebrado en 10 ciudades diferentes). Tan solo ganó 2 partidas (contra Euwe y Flohr), empató 8 y perdió 4, algo insólito para él hasta el momento. Seguramente la más dolorosa fue su derrota contra Alekhine, pero Capablanca no se encontraba en buenas condiciones, con una tensión muy elevada (210/180) que incluso le provocó un leve derrame cerebral a mitad del torneo.

AVRO 1938: Keres, Reshevsky, Alekhine, Capablanca, FlohrAun con mala calidad, una foto histórica: Keres-Reshévsky, Ámsterdam 1938 (ronda 4, 1-0). De pie observando, Alekhine, Capablanca y Flohr. Foto: chess-news.ru

Su último torneo lo jugó en abril de 1939 en Margate, acabando 2º-3º (imbatido con +4=5-0), empatado con Flohr. Ganó Keres (+6=3-0), y detrás quedaron Thomas, Mílner-Barry, Nájdorf, Gólombek, Sergeant, Vera Ménchik y Wheatcroft.

En agosto de 1939, Capablanca fue seleccionado como capitán y primer tablero de la débil selección cubana que participaría en la Olimpiada de Buenos Aires, como luego veremos. El equipo no sólo se clasificó para la fase final, sino que Capablanca consiguió una extraordinaria medalla de oro individual en el primer tablero.

Campeonatos del mundo

Emanuel Lásker, del cual hablaremos en el próximo artículo, era el campeón invencible. En 1894 había conseguido derrotar claramente al supuestamente inamovible Stéinitz, primer campeón mundial oficial al derrotar a Zúkertort en 1886 (y defensor del título contra Chigorin en 1889 y 1892, y contra Gúnsberg en 1891), pero en realidad Stéinitz ya era el mejor jugador del mundo desde su victoria contra Anderssen en 1866, lo que suponía mantenerse 28 años en lo más alto. Tras su coronación, Lásker defendió el título contra el propio Stéinitz en el match revancha (1896/97), así como contra Márshall (1907), Tárrasch (1908), Schléchter (enero de 1910) y Janowski (noviembre de 1910). Solamente estuvo en problemas contra el sólido Schléchter, apodado «el rey de las tablas», quien le ganó en la 5ª partida del match y a quien sólo pudo vencer in extremis en una dramática y última 10ª partida del encuentro, empatando el marcador y conservando así su cetro.

Desde 1910 Lásker no había puesto de nuevo en juego su título, principalmente debido al endurecimiento de las condiciones que él mismo había impuesto a los aspirantes.

Capablanca, tras su éxito de San Sebastián a principios de 1911, desafió en octubre a Lásker por primera vez. Pero éste no solamente exigió una considerable suma de dinero (2.000$, cuatro veces más que en ocasiones anteriores), sino que quería limitar a 30 el número de partidas, ganando quien primero alcanzase las 6 victorias sin contar las tablas, y además el retador necesitaba obtener dos puntos de ventaja en el marcador final para arrebatarle la corona. Por si fuera poco, el ritmo de juego sería de tan solo 12 jugadas a la hora, con un aplazamiento tras las primeras 5 horas de juego, y en lo que se refiere a las partidas jugadas, Lásker poseería todos los derechos para la publicación y difusión de las mismas. Obviamente Capablanca rechazó estas condiciones, lo que Lásker entendió como un ataque personal, y las negociaciones se rompieron. Aquí se inició su enemistad, tal es así que estuvieron sin hablarse durante un par de años.

En los años siguientes, ambos solamente se enfrentaron en 1914 en la fase preliminar y final del Torneo de San Petersburgo, con un resultado de +1=2-0 a favor de Lásker.

No fue hasta 1920 (Lásker tenía ya 51 años y llevaba 26 como campeón mundial), cuando el 23 de enero aceptaron reunirse en La Haya para volver a discutir las condiciones del match por el título. Por suerte, esta vez se llegó a un acuerdo para disputar el encuentro en 1921.

Sin embargo, el 26 de junio de 1920, Lásker escribió una inesperada carta a Capablanca en la que renunciaba al título en favor del campeón cubano, en mérito a los triunfos de éste en los últimos 10 años (en los que había conseguido 9 victorias y 3 segundos puestos en los 12 torneos internacionales que había jugado).

Pero esta decisión no satisfizo al público ni al propio Capablanca. Tanto es así que los entusiastas cubanos recaudaron la inimaginable cantidad de 20.000$ para que se llevase a cabo el encuentro, siempre y cuando se celebrase en La Habana (a éstos luego se sumaron otros 5.000$ tras la 5ª partida, que fue la primera victoria de Capablanca). Independientemente del resultado del match, Lásker recibiría 11.000$ de dicho fondo, por 9.000$ para Capablanca (a los que luego se sumaron 3.000$ y 2.000$ respectivamente de los 5.000$ mencionados). Compárense estas cifras con los 2.000$ que Lásker demandaba en 1911.

Lásker había perdido todos sus ahorros durante la I Guerra Mundial, al haberlos invertido en bonos de guerra alemanes, por lo que prácticamente se vio obligado a aceptar la oferta. En agosto de 1920, Capablanca volvió a visitar a Lásker en La Haya, y finalmente se firmó el acuerdo, aunque Lásker exigió un pago por adelantado antes de salir de Europa y otro pago antes de comenzar el match.

Cuando todo parecía dispuesto, el 1 de febrero de 1921 el consulado estadounidense en Berlín se negó a otorgar un visado a Lásker y su esposa para embarcar rumbo a Nueva York, desde donde luego zarparían hacia Cuba. Así que Lásker tuvo que cambiar sus planes para viajar a La Habana vía Ámsterdam.

Finalmente, el encuentro más esperado por la afición comenzó en La Habana el 15 de marzo de 1921, cuando Capablanca tenía 32 años y Lásker 52. La primera partida se jugaría en el gran salón del Club de la Unión, en la misma mesa que utilizaron Stéinitz y Chigorin en sus encuentros de 1889 y 1892 en La Habana. El resto de partidas se disputarían en el Casino de la Playa. El árbitro era el doctor Alberto Ponce.

El vencedor del encuentro sería quien primero llegase a las 8 victorias, sin contar las tablas. Si no se alcanzaba esta cifra, ganaría quien tuviese más puntos al cabo de 24 partidas, reteniendo el título el campeón en caso de empate. Se jugaría 5 días a la semana, con una sola sesión tras las primeras 5 horas de juego, a un ritmo de 15 jugadas por hora.

Como ya mencionamos en la biografía, a lo largo del encuentro asistían al evento grupos de señoritas para flirtear con los solteros cubanos. Así fue como Capablanca conoció a Gloria Simoni Betancourt, de 22 años, que viajó 350 millas para ver el encuentro, y con quien se casó a finales de ese mismo año.

El cuadro de resultados fue el siguiente:

Tabla match 1921

Ya durante la primera partida, Lásker se quejó de que su reloj iba más rápido que el de Capablanca, cuando lo que ocurrió es que se olvidó de pulsarlo en una de sus jugadas de apertura. El director del torneo tuvo que conseguir un certificado firmado por un relojero alemán, para demostrarle a Lásker que su reloj funcionaba perfectamente. Tras 50 jugadas, se firmaron las tablas en un final de torres igualado.

Tras tres partidas equilibradas que terminaron en tablas, en la 5ª se jugó un Gambito de Dama Rehusado en el que Lásker entregó un peón, pero luego no siguió de la mejor forma, perdió la compensación y poco después la calidad. Tras algunas imprecisiones por ambas partes, la posición se fue simplificando, Capablanca no jugó bien y perdió su ventaja, pero finalmente Lásker cometió un grave error en la jugada 45 y tuvo que abandonar.

En estas primeras partidas quedó definido el repertorio de aperturas del encuentro: Gambito de Dama Rehusado y Española Defensa Stéinitz.

Después siguieron 4 tablas (las dos partidas con blancas de Capablanca de tan solo 23 y 21 jugadas), en las que Lásker fue incapaz de desequilibrar la balanza.

La 10ª partida fue una obra de arte en la que Capablanca, con negras, dio una lección de lucha contra el peón de dama aislado de las blancas, ganando en 68 jugadas.

Sin tiempo para recuperarse de su derrota, en la siguiente partida Lásker se vio claramente superado en la apertura, y no pudo ofrecer prácticamente resistencia durante el resto de la contienda, teniendo que capitular en la jugada 48.

Aunque luego siguieron dos tablas, en la 14ª partida (Española Defensa Stéinitz) las blancas casi siempre estuvieron algo mejor, pero cometieron un grave error (29.Rh2??), se dejaron la calidad y quedaron en una posición completamente perdida.

Tras esta partida ganada por Capablanca, jugada el miércoles día 20 de abril, y tras una semana sin jugar, el día 27 Lásker se rindió oficialmente aduciendo motivos de salud, aunque probablemente también desmoralizado y agotado al intentar superar la infranqueable muralla que tenía en frente. Tanto es así, que a partir de este match a Capablanca se le denominó «la máquina de ajedrez humana». El resultado final fue de +4=10-0.

La Habana 1921: Capablanca y LaskerLa Habana 1921. Capablanca y Lásker posiblemente analizando una partida, ya que es de suponer que el match no se jugó en una mesa tan enana… Fuente: ChessBase.

Después del encuentro, ambos solamente se enfrentaron en 7 ocasiones entre 1924 y 1936, con un resultado favorable a Capablanca de +2=4-1.

El reinado de Capablanca como campeón no duraría mucho, tan solo seis años. En el artículo sobre Alekhine ya comentamos ampliamente las vicisitudes que rodearon al encuentro Capablanca-Alekhine, celebrado en Buenos Aires entre septiembre y noviembre de 1927. En resumen, Capablanca, tras su éxito de ese año en Nueva York y teniendo en cuenta que Alekhine nunca había conseguido ganarle una partida, no se tomó demasiado en serio su preparación. Por el contrario, Alekhine se pasó varios meses estudiando en profundidad las partidas de Capablanca. Tanto es así que, ante la perplejidad de propios y extraños, Capablanca empezó perdiendo la primera partida. Como ya vimos, el resultado final fue de +6=25-3 a favor de Alekhine.

Tabla match 1927

Buenos Aires 1927: Alekhine y CapablancaBuenos Aires, 16 de septiembre de 1927. Los contendientes en el Club Argentino de Ajedrez, posando antes de iniciar el encuentro, en presencia del árbitro D. Carlos Augusto Querencio. Fuente: Wikimedia.

A partir de ahí, y debido en parte a unas declaraciones de Capablanca, un tanto resentido, comenzó la enemistad entre ambos jugadores, que continuó hasta 1936 cuando Alekhine ya había perdido temporalmente el título contra Euwe. Alekhine nunca aceptó el match revancha en los años siguientes, y en caso de haberse podido organizar el encuentro después de 1937 cuando Alekhine venció a Euwe, Capablanca ya empezaba a tener problemas de salud y su juego no era el mismo, por lo que es posible que tampoco hubiera conseguido recuperar el título.

Olimpiadas

Capablanca tan solo participó en una olimpiada en 1939, cuando ya tenía problemas de salud y sus resultados en torneos no eran los mismos. Aun así, su actuación particular resultó excelente. Éstas fueron prácticamente las últimas partidas oficiales que jugó antes de su muerte en 1942.

Cabe señalar que Capablanca acudió como espectador a la III Olimpiada en Hamburgo, en julio de 1930, donde Alekhine participaba con Francia, pero ambos evitaron encontrarse a lo largo de todo el campeonato.

La VIII Olimpiada de Buenos Aires se celebró entre agosto y septiembre de 1939. Ya comentamos que resultó un certamen descafeinado, debido al inminente estallido de la II Guerra Mundial, por lo que no acudieron países como EE.UU., Hungría o Yugoslavia, e incluso después algunos países renunciaron a enfrentarse entre ellos durante la competición. Se jugó una primera fase con 4 grupos formados por 7 países, clasificándose los 4 primeros para la «Final A» y los 3 segundos para la «Final B».

El equipo que de Cuba, al igual que ocurría con el de Francia capitaneado por Alekhine, era bastante flojo, al no contar más que con su capitán como jugadores de talla internacional. Estaba compuesto por Capablanca, Alberto López Arce, Miguel Alemán Dovo, Rafael Blanco Estera, y Francisco Planas García como reserva. Aunque consiguieron clasificarse para la final al terminar cuartos en su grupo, acabaron en el puesto 11º de 17 en dicha final, una posición por detrás de Francia. Los resultados de los jugadores, a excepción de Capablanca y Planas, fueron bastante pobres. Teniendo en cuenta ambas fases, fueron los siguientes:

  • Capablanca: 11½/16 (+7=9-0, 71,9%), 1º en el primer tablero.
  • López Arce: 2½/15 (+1=3-11, 16,7%), 15º en el segundo tablero.
  • Alemán: 7/19 (+5=4-10, 36,8%), 11º en el tercer tablero.
  • Blanco: 2/8 (+2=0-6, 25%), 12º en el cuarto tablero.
  • Planas: 9½/18 (+8=3-7, 52,8%), 7º como reserva.

Como vemos, Capablanca ganó la medalla de oro en el primer tablero, aunque en realidad Alekhine obtuvo en global mejores números que él (con un +4=2-0 en la fase de grupos frente al +1=4-0 de Capablanca). Pero para las medallas sólo se tenían en cuenta los resultados de la fase final, así que a Capablanca se le contabilizaron +6=5-0 (8,5/11, 77,3%), mientras que Alekhine se quedó con +5=5-0 (7,5/10, 75%). El bronce fue para el letón Petrovs (9,5/13, 73,1%).

Aunque las relaciones entre Alekhine y Capablanca ya no eran tan tensas en 1939, Capablanca no se presentó a jugar el encuentro Cuba-Francia de la 12ª ronda, alineando en su lugar a su jugador reserva y dejando a los espectadores con la miel en los labios (el encuentro acabó con empate, con 2 victorias por bando).

En cuanto a la clasificación global de la olimpiada, el oro fue para Alemania (Eliskases, Paul Michel, Engels, Becker, y Reinhardt,  siendo Eliskases y Becker austriacos, pero Austria había sido anexionada a Alemania), mientras que la plata se la llevó Polonia (Tartakówer, Nájdorf, Paulin Frydman, etc.), a medio punto del oro, y el bronce fue para Estonia (Keres, Ilmar Raud, Paul Schmidt, etc.).

Buenos Aires 1939: Capablanca y equipo de Cuba con Mª Teresa MoraEquipo de Cuba en Buenos Aires 1939: Planas, Alemán, su exalumna María Teresa Mora, Capablanca, Blanco y López Arce. Mora no formaba parte del equipo, sino que asistió a participar en el Campeonato del Mundo Femenino que se celebró al mismo tiempo. Se clasificó 7ª-8ª de 20, lo que no está nada mal, y la campeona fue, como era habitual, Vera Ménchik, seguida de cerca por Sonja Graf (partidas en Chessgames). Fuente: Zenón Franco en Tabla de Flandes.

Partidas simultáneas

La naturalidad con la que jugaba Capablanca le convertía en un excelente jugador de partidas rápidas y simultáneas, en las que prácticamente siempre veía el mejor movimiento simplemente con echar un rápido vistazo al tablero. Curiosamente, no destacó jugando partidas a la ciega.

Su primera exhibición de partidas simultáneas tuvo lugar en La Habana el 26 de octubre de 1901 (aún con 12 años). Parece ser que iba a jugar contra 20 oponentes, pero sólo se presentaron 8. Ganó 7 partidas y perdió una.

El 11 de enero de 1906 (17 años) jugó sus primeras simultáneas en Estados Unidos, enfrentándose a 19 tableros en el Manhattan Chess Club, con un resultado de +16=1-2, en tan solo 2 horas y 45 minutos. Un espectador de excepción fue el campeón mundial Lásker, quien dijo que era la exhibición más rápida que jamás había visto.

En 1907 (18 años) se enfrentó a 22 tableros en el Manhattan Chess Club, ganando todas las partidas en tan solo 2 horas.

Entre 1908 y 1909 realizó una gira de simultáneas por Estados Unidos, ganando 703 partidas, con 19 tablas y tan solo 12 derrotas.

El 5 de enero de 1909 (20 años) dio una sesión a 25 tableros en el Rice Chess Club de Nueva York.

Desde el 12 de enero hasta marzo de 1909 realizó un tour por 27 ciudades de Estados Unidos. Tras las 10 primeras sesiones de simultáneas, llevaba ganadas 168 partidas consecutivas, hasta que perdió una en Minneapolis (aunque otras fuentes dicen que había ganado 234 partidas y entablado 4). En el global del tour jugó 602 partidas, con un resultado de +571=18-13 (aunque otras fuentes también dicen que fueron 657 partidas con +621=19-14, y otras que fueron 720 partidas con +686=20-14). Capablanca cobraba 25$ por una simultánea de 25 tableros como máximo, además de los gastos del viaje en tren.

El 1 de abril de 1909 dio unas simultáneas en Nueva York con 29 tableros, ganando 25 y empatando 4. Al día siguiente jugó en Filadelfia contra 22 tableros, con un resultado de +16=4-2.

El 29 y 30 de junio de 1909 visitó Montreal, donde dio dos sesiones de simultáneas. En la primera se enfrentó a 15 oponentes, con un resultado de +12=3-0, mientras que en la segunda jugó 18 partidas, consiguiendo un +15=2-1.

El 12 de octubre de 1909 dio una simultánea en Hackensack (Nueva Jersey) con 30 tableros (+25=5-0), después en Hoboken (Nueva Jersey) jugó 28 partidas en tan solo 1 hora y 40 minutes, perdiendo solamente una después de haber rechazado la oferta de tablas de su oponente, y en Washington DC se enfrentó a 15 tableros (+13=1-1). También dio simultáneas en el Manhattan Chess Club, el Rice Chess Club y en Hartford (Connecticut). En total jugó 138 partidas, con un +117=13-8.

Desde noviembre de 1909 hasta enero de 1910 (cuando ya había cumplido los 21 años), realizó otra gira por Estados Unidos con 25 sesiones de exhibición, con un resultado de +469=23-17 (el American Chess Bulletin, que patrocinó a Capablanca, indica que fueron +542=22-17).

El 26 de marzo de 1910 dio una simultánea a 30 tableros en el Instituto de Artes y Ciencias de Brooklyn, con un resultado de +27=1-2.

Entre noviembre de 1910 y enero de 1911 (cumplidos los 22 años), realizó su tercera gira por Estados Unidos. Dio 15 sesiones de simultáneas en Schenectady, Buffalo, Detroit, Chicago, Milwaukee, Minneapolis e Indianápolis, con un resultado global de +234=12-8.

Después de su éxito en San Sebastián, en marzo y abril de 1911 realizó su primera gira europea por Francia, Holanda y Alemania. En París jugó contra 8 fuerte jugadores del Café de la Regence, incluso algunos ayudados en consulta por otros jugadores, pero Capablanca zanjó la contienda en tan solo 22 minutos, ganando 7 partidas y perdiendo una. En Holanda reunieron a sus jugadores más fuertes, divididos en 6 sesiones de simultáneas, ganando Capablanca 134 partidas, con 10 tablas y 6 derrotas. En la gira completa por Europa dio 10 exhibiciones y jugó 286 partidas, con un resultado de +234=19-33 (en otras fuentes indican +237=19-30).

Entre mayo a agosto de 1911 dio simultáneas en Argentina y Uruguay, con un resultado de +112=9-3.

Entre septiembre y noviembre de 1911 realizó su segunda gira europea, visitando Holanda, Dinamarca y Alemania, así como las ciudades de Praga, Budapest y Viena. El resultado global fue de +532=66-54.

El 15 de noviembre de 1911 (a punto de cumplir los 23 años) dio su primera exhibición de simultáneas en Inglaterra, en el London Chess Club, considerado el club más fuerte del mundo en ese momento. Capablanca ganó con +16=2-9, pero fue la mayor cantidad de derrotas de Capablanca en exhibiciones de simultáneas, lo que da idea de la fuerza de sus adversarios. Dos días después jugó también simultáneas en el Imperial Chess Club, y sus resultados globales en Inglaterra fueron de +65=6-11.

Londres 1911: simultáneas CapablancaLondres, 17 de noviembre de 1911 en el Imperial Chess Club. Fuente: The Chess World.

Desde el 20 de diciembre de 1911 al 12 de abril de 1912, Capablanca estuvo en Cuba, donde realizó muchas exhibiciones de simultáneas.

En abril de 1912 inició su cuarta gira por Estados Unidos. Comenzó en Nueva Orleans, donde primero ganó 21 partidas, empató una y perdió otra, y luego en el New Orleans Chess, Checkers and Whist Club consiguió un +17=0-0. También visitó Winnipeg (Canadá). En total estuvo 6 semanas de gira, consiguiendo un resultado de +316=3-10.

El 17 de octubre de 1913 (todavía con 24 años) jugó en el Divan Café de Londres contra 7 jugadores, encabezados nada menos que por Edward Lásker. En tan solo 45 minutos ganó todas las partidas.

El 12 de febrero de 1915 (26 años) se enfrentó a 65 tableros en Brooklyn, con 84 oponentes repartidos entre los tableros (y unos 150 si se suman los jugadores que entre los 500 aficionados que presenciaban la exhibición intentaban ayudar ofreciendo consejos). El resultado fue de +48=12-5. Con este número de tableros superaba el récord de Márshall de 1913, que estaba en 57 (+46=11-0). La sesión duró 6 hora y 45 minutos, lo que da una media de 10 minutos por cada recorrido que Capablanca hacía por todos los tableros, exceptuando la fase final en la que ya quedaban pocos oponentes en pie. Parece ser que, poco antes de que comenzara la exhibición, faltaban 12 tableros y piezas para completar los 65, por lo que tuvieron que enviar a alguien al Brooklyn Chess Club para que los pidiera prestados.

En marzo y abril de 1915, Capablanca realizó su quinta gira por los Estados Unidos, con 16 sesiones y 404 partidas, consiguiendo un resultado de +388=14-2, lo que supuso un nuevo récord en porcentaje de victorias.

El 19 de noviembre de 1915 (justo cuando cumplía los 27 años), Capablanca participó en un torneo de resolución de problemas Good Companion en el Franklin Chess Club en Filadelfia, resolviendo 10 de dos movimientos en 21 minutos. Luego dio una sesión de simultáneas a 17 tableros, con un resultado de +15=1-1.

A fines de 1915 llevó a cabo su sexta gira por los Estados Unidos, con un resultado global de +209=5-8.

En enero de 1916 dio una simultánea de 33 tableros en el Manhattan Chess Club, ganando 30 partidas, entablando 2 y perdiendo una partida contra Lupe Requena, hija de un conocido ajedrecista aficionado mexicano, que venció a Capablanca en 37 movimientos como negras. Se jugó una Variante Abierta de la Apertura Española (partida en Chessgames)

En octubre de 1919 (a punto de cumplir los 31) comenzó una gira por Inglaterra, Irlanda y Escocia, y realizó exhibiciones de simultáneas en 28 ciudades. Jugó un total de nada menos que 1.374 partidas, con un resultado de +1.273=71-31.

El 2 de diciembre de 1919 se enfrentó a un equipo de 38 miembros de la Cámara de los Comunes Británica, siendo el único maestro de ajedrez que ha realizado una exhibición de ajedrez en el Palacio de Westminster. Ganó 36 partidas y empató 2.

En 1920 (con 31 años), Capablanca completó su gira más larga, con 45 sesiones en Inglaterra, Francia y España, y un total de 1.645 partidas. Primero cobraba 50$ por exhibición, que luego aumentó a 100$, más gastos de viaje.

El 4 de febrero de 1922 (33 años), siendo ya Campeón Mundial pero llevando 8 meses sin jugar al ajedrez, Capablanca se enfrentó a 103 oponentes en el Cleveland Athletic Club, ganando nada menos que 102 partidas y empatando una, en tan solo siete horas de juego, y batiendo así un nuevo récord, tanto en número de tablero como en porcentaje de puntos. Una de las mejores partidas que quedó recogida fue la de Capablanca-Tarasov.

El 25 de febrero de 1922 visitó el Franklin Chess Club de Filadelfia y ofreció una exhibición a 53 tableros en el Musical Art Club.

En 1922 efectuó una nueva gira de invierno por Estados Unidos. El 20 de noviembre (recién cumplidos los 34) se enfrentó en Providence (Rhode Island) contra 48 jugadores, consiguiendo un +43=5-0. En su gira completa jugó 283 partidas con tan solo 2 derrotas (+264=17-2).

En octubre de 1925 visitó Berlín, donde dio dos sesiones de simultáneas de 30 tableros, una el día 27 con un resultado de +19=10-1, y la otra al día siguiente con un resultado de +22=8-0.

El 20 de noviembre de 1925 (37 años), Capablanca viajó a Leningrado en un día libre del torneo de Moscú, para dar una exhibición a 30 tableros en el Conservatorio de Leningrado. La sesión duró 7 horas sin descanso, con un resultado de +18=8-4. Una de sus derrotas fue ante un niño llamado Botvínnik de tan solo 14 años.

De vuelta del torneo de Moscú pasó por Berlín, y el 10 de diciembre se enfrentó a 30 oponentes en el conocido Café Zielka, consiguiendo un resultado de +27=2-1.

El 30 de noviembre de 1926 (38 años) se enfrentó a 25 tableros en el Marshall Chess Club, ganando 22 y empatando 3. El nivel del encuentro fue muy alto, teniendo en cuenta que las tablas las consiguieron el conocido maestro y escritor Fred Réinfeld, el maestro Hanauer, que incluso representó a su país en la Olimpiada de 1928, y el fuerte jugador Smirka.

El 25 de junio de 1929 (40 años) viajó a Berlín y se enfrentó en el café Moka Efti a 31 oponentes, consiguiendo un resultado de +28=3-0, y el 4 de diciembre jugó en el mismo sitio contra 30 jugadores, con un resultado de +25=4-2.

Berlín 1929: simultáneas CapablancaBerlín, junio de 1929. Foto ©Deutsches Bundesarchiv. Fuente: Wikimedia.

El 12 de febrero de 1931 (42 años), Capablanca dio una simultánea en la Armería del 7º Regimiento en Manhattan. Jugó contra 50 tableros con 4 jugadores en cada uno, con un resultado de +28=16-6 en 8 horas y media, habiendo recorrido más de 11 kilómetros durante la sesión. Los equipos estaban formados por fuertes jugadores de distintos clubes del país, entre los que destacaba por ejemplo el Manhattan Chess Club, con un joven Fine de tan solo 16 años, pero que ya era considerado uno de los mejores jugadores del estado de Nueva York, y que de hecho consiguieron vencer a Capablanca en un excelente final en el que aprovecharon su pareja de alfiles (partida en Chessgames).

En mayo de 1932 (43 años), Capablanca dio una simultánea en La Habana contra 330 oponentes que jugaron en consulta en 66 tableros. El resultado fue de +46=16-4.

En abril-mayo de 1933 (44 años) efectuó una gira por 12 ciudades de México, jugando un total de 464 partidas, con un resultado de +435=19-10.

Entre noviembre y diciembre de 1935 visitó varias ciudades de España, como se puede ver en Historia del Ajedrez Español, comenzando el 27 de noviembre en Bilbao (+27=1-0), y destacando la sesión del 2 de diciembre en Madrid (+27=1-3) o la del 13 de diciembre en Barcelona, donde se enfrentó a 40 jugadores de la Federación Catalana (+35=2-3).

Barcelona 1935: simultáneas CapablancaBarcelona, 13 de diciembre de 1935. Fuente: David Llada on Twitter.

Tras el torneo de Moscú que acabó en junio de 1936 (47 años), Capablanca visitó 7 ciudades diferentes de la URSS y realizó 13 exhibiciones de simultáneas. Se enfrentó a 390 oponentes, con un resultado de +269=79-42. A una de las ciudades tuvo que volar en avión por primera vez en su vida.

En abril de 1937 (48 años) realizó una exhibición en La Habana jugando contra 70 tableros, pero con un total de 350 jugadores divididos en equipos de 5. El resultado fue de +50=14-6.

El 6 de noviembre de 1941 dio su última exhibición de simultáneas, en el Marshall Chess Club de Nueva York, donde jugó contra 22 oponentes, con un resultado de +19=1-2. Perdió una partida contra la campeona de Estados Unidos, Mona Karff (partida en Chessgames), y la otra contra un tal Joseph Lewis (partida en Chessgames).

A modo de resumen, en 491 exhibiciones simultáneas conocidas de Capablanca, jugó 13.545 partidas, ganando 11.912, empatando 1.063 y perdiendo 570, con un porcentaje de victorias del 92%.

Publicaciones

Veamos los libros más destacados de Capablanca, sin mencionar revistas y periódicos en los que también publicó artículos y análisis de partida:

  • Portada La Habana 1913Torneo Internacional de Ajedrez, celebrado en La Habana del 15 de febrero al 6 de marzo de 1913. J. R. Capablanca, 1913. Éste fue el primer libro de Capablanca, y el único que escribió dedicado a un torneo. En él analiza todas las partidas del mismo, aunque no precisamente de forma detallada ni con análisis muy profundos… Existe una edición moderna de 2015 de la Editorial Ishi Press en Amazon (no sé si conserva la notación descriptiva o está traducido a algebraica).
  • My Chess Career. J. R. Capablanca. Ed. The Macmillan Company (G. Bell & Sons), 1920. Su primer libro en inglés (introducción de Julius du Mont), en el que incluye 35 partidas jugadas antes de conseguir el título mundial. Reeditado en 1966 (también en descriptivo) por Dover Publications con una introducción de Irving Chernev, posteriormente la misma editorial lo publicó en el año 2000, versión que podéis encontrar en Amazon (no sé si en algebraico). Sin embargo, también podéis adquirir una reciente edición de 2021 en español de la Editorial Two Bishops, titulada «Mi carrera ajedrecística».
  • Chess Fundamentals. José R. Capablanca. Ed. Harcourt, Brace and Company, 1921. Posiblemente la obra más famosa de Capablanca, un manual de iniciación a la estrategia ajedrecística, reeditado en multitud de ocasiones en distintos idiomas. En Amazon podéis encontrar una edición moderna en algebraico de 2021 con motivo de su centenario, con correcciones y diagramas adicionales. En español se publicó con el título «Fundamentos del Ajedrez», con varias ediciones de las editoriales Ricardo Aguilera y Fundamentos, la última es la 20ª de 2020, que podéis encontrar en Amazon.
  • Lecciones elementales de ajedrez. J. R. Capablanca, Ricardo Aguilera/Fundamentos, 1947. Realmente éste libro no lo escribió él, sino que se trata de 12 lecciones radiofónicas que Capablanca impartió en español en febrero de 1942 desde Nueva York, un mes antes de su muerte, y que por tanto vieron la luz a título póstumo. Parece ser que la encargada de escribirlas fue su esposa Olga, a quien Capablanca iba dictando mientras preparaba dichas conferencias. Fue reeditado en múltiples ocasiones, la última la 15ª en 2019 por la Editorial Fundamentos, que podéis encontrar (en descriptivo) en Amazon. A veces se confunde este libro porque parece que inicialmente se publicó como parte de la revista Ajedrez Español (de la Editorial Ricardo Aguilera) con el título «Últimas Lecciones de Ajedrez», título que conservó en la traducción al inglés publicada en 1967 como «Capablanca’s Last Chess Lectures» (Ed. Herbert Jenkins Ltd., London). Por si fuera poco, en Amazon se puede encontrar una edición moderna de 2016 de la Editorial Ishi Press titulada «Last Lectures: The Chess Legacy of José Raoul Capablanca», aunque sigue estando en descriptivo…
  • Lo mejor de Capablanca I y II. Si queréis adquirir las tres obras en español que acabamos de citar (además corregidas y convertidas a notación algebraica), existe un compendio de las mismas en dos estupendos tomos publicados en 2012 por La Casa del Ajedrez. En realidad no son muy extensos, ya que tampoco lo son las obras originales. El primer volumen (178 páginas) se titula «Fundamentos y Lecciones Elementales de Ajedrez», y aúna las dos obras que su propio nombre indica, mientras que el segundo se titula «Mi carrera ajedrecística» (162 páginas) y sólo está dedicado al mencionado libro de Capablanca con sus 35 mejores partidas hasta de 1920.

Portada Lo mejor de Capablanca I     Portada Lo mejor de Capablanca II

  • A Primer of Chess. José R. Capablanca. Ed. Harcourt Brace Jovanovich, New York and London, 1934. Un libro escrito, según indica el propio Capablanca en la introducción, para rellenar el vacío que dejó su obra «Fundamentos del ajedrez» en lo que se refiere a los jugadores que empiezan y ni siquiera saben mover las piezas, pero que también añade temas no tratados en aquél o bien que ahora se abordan de forma más amplia. Se puede encontrar una edición de 2002 de Harvest Books en Amazon. En español se publicó con el título «¿Cómo Jugar Ajedrez?» por la Editorial Científico Técnica de La Habana (en varias ediciones), aunque también hay otra edición argentina de 2009 de la Editorial Quezal con un título completamente diferente, «Arte y Secretos del Ajedrez», pero sigue estando en notación descriptiva. Sólo lo he visto de segunda mano…

Contribuciones teóricas

Capablanca no fundó ninguna escuela propiamente dicha, pero la difícil sencillez de su estilo fue muy influyente en generaciones posteriores, desde el joven Botvínnik que se enfrentó a él en sus últimos torneos, hasta el propio Carlsen con su depurada técnica. Jugadores como Físcher o Kárpov también pudieron aprender de él, lo mismo que en general casi todos los campeones, grandes maestros y jugadores de todos los niveles. Botvínnik, quien consideraba «Fundamentos del ajedrez» como el mejor libro de ajedrez que nunca había visto, escribió acerca de todo lo que aprendió de Capablanca, y también señaló que el mismo Alekhine consiguió derrotarle debido al profundo estudio de las partidas del campeón cubano.

Aunque Capablanca no llegó a dar nombre a ninguna apertura principal (lo cual tampoco es muy habitual), existen muchas líneas y variantes que llevan su apellido:

El Torneo de Nueva York 1924

Clasificación

Recordemos el cuadro de clasificación del torneo:

Tabla Nueva York 1924

Capablanca realizó un estupendo torneo, pero no empezó demasiado bien para ser él, dicen que renqueante de una gripe. Así, sólo consiguió cuatro tablas en las primeras rondas, y en la 5ª ronda vino la inesperada derrota contra Réti, lo que le dejaba en la 5ª posición de la clasificación provisional. Era la primera partida oficial que perdía desde hacía nada menos que 8 años (desde el 7 de febrero de 1916 en la 2ª ronda del Memorial Rice de Nueva York, partida Chajes-Capablanca).

A partir de ahí ya empezó a ganar partidas, logrando el segundo puesto en solitario, aventajando en 2,5 puntos a Alekhine, y tan solo 1,5 puntos por detrás del inalcanzable Lásker.

Su resultado global fue de +10=9-1, como decimos con tan solo +3=6-1 en la primera vuelta (3-4º empatado con Réti con 6 puntos), pero con un impresionante +7=3-0 en la segunda, incluyendo su victoria sobre Lásker. Claro que el viejo campeón tampoco levantó el pie del acelerador, consiguiendo los mismos puntos con +8=1-1, y conservando así la ventaja atesorada en la primera vuelta.

A nivel particular, solamente Alekhine y Márshall consiguieron empatar con él las dos partidas, mientras que Réti ganó una y perdió otra. Todos sus demás colegas perdieron una o ambas partidas en sus enfrentamientos.

Premios

Capablanca recibió el premio del torneo al segundo clasificado, que era de 1.000$, equivalentes a unos 15.413$ actuales.

Además, obtuvo el «Tercer premio de brillantez» por su victoria contra Lásker (25$, unos 385$ actuales).

Así que en total se embolsó 1.025$, que equivalen a unos 15.798$ actuales.

De todas formas, tal como ya comentamos en el primer artículo de esta serie, Capablanca recibió también una minuta adicional por su participación. Aunque no se sabe la cantidad exacta, él mismo exigió que fuese de mil dólares antes de aceptar su participación, además de sufragar la organización todos sus gastos de viajes, alojamiento y manutención.

Partidas

Hagamos un breve repaso a cada una de sus partidas, según el análisis rápido de ordenador de Lichess, y siguiendo las gráficas que también podéis encontrar en los correspondientes estudios de Lichess.

Primera vuelta

  • Ronda 1 (16 de marzo). Janowski – Capablanca ½-½ (21 jugadas). En una clásica Defensa Ortodoxa del Gambito de Dama, Capablanca cometió una imprecisión con 10…f6?, pero las blancas perdieron rápidamente la ventaja tras 15.Dd3?. En posición igualada y seguramente todavía renqueante de su resfriado, Capablanca sacrificó su caballo con 18…Cxf4 para dar jaque continuo y acabar así rápidamente la partida.Ronda 1
  • Ronda 2 (17 de marzo). Lasker – Capablanca ½-½ (30 jugadas). Se planteó la Defensa Stéinitz en la Apertura Española, quedando las blancas con una ligera ventaja casi todo el tiempo y con un alfil contra caballo en el medio juego. Quizás por esto Capablanca ofreció el cambio de damas con 19.Dg3?!, pensando en imponer la ventaja de su alfil, pero precisamente ahí permitió que la partida se igualara. No estando en plenitud de condiciones físicas, aún con las 2 torres, 1 pieza y 7 peones por bando sobre el tablero, Capablanca ofreció las tablas.Ronda 2
  • Ronda 3 (18 de marzo). Capablanca – Ed. Lasker ½-½ (27 jugadas). Una Defensa Cambridge Springs del Gambito de Dama en la que Capablanca pudo obtener ventaja tras 12…b6?!, pero la partida se igualó rápidamente al jugar 14.Ae2?!. De nuevo Capablanca acordó unas rápidas tablas, cuando ya la partida se había inclinado muy ligeramente a favor de las negras.Ronda 3
  • Ronda 4 (21 de marzo): Capablanca – Alekhine ½-½ (62 jugadas). Se planteó la por entonces de moda Variante MacCutheon de la Defensa Francesa, pero con la anodina 5.exd5 que no acarreó ningún problema a las negras. Sin embargo, éstas empezaron a perder pie con 10…Cb6?!, seguido de 11…Dc6?, pero Capablanca, tras mantener la ventaja durante todo el medio juego e incluso tras el cambio de damas, se equivocó con 31.Cxg6?! y 32.Ad3?, lo que permitió a Alekhine simplificar la posición y llegar a un final de torres con peón de menos que pudo defender con éxito.Ronda 4
  • Ronda 5 (22 de marzo): Reti – Capablanca 1-0 (31 jugadas). Esta partida fue la sensación de la ronda y del torneo, única derrota de Capablanca en el mismo y primera desde hacía nada menos que 8 años, lo que también se convirtió en un punto de inflexión en su floja actuación hasta el momento. Réti intentó plantear su sistema, pero ante el fianchetto de las negras, jugó 3.b4, lo que recuerda la apertura «Orangután» de su amigo Tartakówer. Tras dos pequeñas imprecisiones con 16.d4?! y 17.Dc3?!, parecía que Capablanca iba a obtener las mejores perspectivas, pero las dejó escapar con 18…C6d7?. En una posición complicada, las negras se equivocaron con 20…Dxc4?!, y después quedaron perdidas tras una serie de errores impropios de Capablanca (25…Dh5?, 27…De5? y 30…Ce5?), permitiendo un bonito encierro de su dama en el centro del tablero.Ronda 5
  • Ronda 6 (23 de marzo). Capablanca – Tartakower 1-0 (52 jugadas). Primera victoria de Capablanca en el torneo, y el inicio de su remontada hacia los primeros puestos. Tartakówer planteó su habitual Defensa Holandesa, manteniendo el equilibrio durante la apertura y prácticamente todo el medio juego. Pero ya en el final, con una torre por bando y un alfil blanco contra el caballo negro, las negras empezaron a cometer algunos errores y acabaron sucumbiendo ante la técnica del campeón mundial.Ronda 6
  • Ronda 7 (25 de marzo). Capablanca – Yates 1-0 (77 jugadas). A lo que podía haber sido una India de Rey o Grünfeld, Capablanca jugó Cc3 sin c4, y tras 4.Af4 adoptó tintes más parecidos a un Sistema Londres. La partida estuvo igualada hasta que se cambiaron damas en la jugada 20, momento en el que las blancas obtuvieron ligera ventaja. Pero tras 37…Tb5?, Capablanca consiguió una clara ventaja que culminó con la ganancia de un peón en la jugada 44, imponiendo su técnica en el final para quebrar la resistencia del jugador inglés.Ronda 7
  • Ronda 8 (26 de marzo): Capablanca – Maroczy ½-½ (30 jugadas). Capablanca planteó un Sistema Londres, inicialmente igualado, aunque después las negras estuvieron casi siempre algo mejor. Capablanca ofreció las tablas cuando todavía quedaban muchas piezas sobre el tablero y las negras tenían un alfil contra el caballo de las blancas, pero Maróczy aceptó y se firmó el empate.Ronda 8
  • Ronda 9 (27 de marzo): Bogoljubow – Capablanca 0-1 (32 jugadas). Las blancas plantearon el Sistema Colle, quedando incluso algo mejor en la apertura, pero se equivocaron con 17.f3? (en vez de 17.c4!), lo que permitió a Capablanca iniciar el asedio sobre el débil peón c3 retrasado. Luego, un nuevo error con 23.a4? llevó a las blancas a la pérdida de un peón y a una rápida derrota.Ronda 9
  • Ronda 10 (29 de marzo): Marshall – Capablanca ½-½ (66 jugadas). Capablanca planteó un Sistema Réti con negras, y obtuvo ventaja rápidamente. Tras 10.Axe4?? prácticamente quedó con la partida ganada, pero, extraño en él, no jugó con exactitud y permitió que las blancas cambiasen damas y pudieran defenderse. A pesar de mantener una leve ventaja casi todo el tiempo, tampoco aprovechó el error Cd8??, y se llegó a un final completamente igualado que no pudo forzar.Ronda 10
  • Ronda 11 (30 de marzo): Capablanca descansó.

Segunda vuelta

  • Ronda 12 (2 de abril): Alekhine – Capablanca ½-½ (18 jugadas). En la primera partida de la segunda vuelta, Capablanca planteó contra Alekhine una Defensa Eslava con 4…Af5. Las blancas quedaron con una ligera ventaja, pero todo se acabó repentinamente en unas inesperadas (y decepcionantes) tablas en lo que resultó ser la partida más corta del torneo…Ronda 12
  • Ronda 13 (16 de abril): Maroczy – Capablanca 0-1 (57 jugadas). Una clásica Defensa Chigorin de la Ruy López, pero con 11.d3. La partida estuvo equilibrada, pero las blancas cometieron el primer error con 23.Cxe7+. Aunque todavía pudieron aguantar la posición, lo estropearon todo con 34.Cg3??, que permitió al campeón la combinación 34…Txe3! y 35…Cxg2, ganando un peón. Seguidamente, las blancas no aprovecharon la oportunidad de 37…Tf8?? Cxf5!, y quedaron completamente perdidas.Ronda 13
  • Ronda 14 (5 de abril). Capablanca – Lasker 1-0 (50 jugadas). Es la partida que veremos analizada a continuación.Ronda 14
  • Ronda 15 (6 de abril). Capablanca – Janowski 1-0 (46 jugadas). Capablanca planteó una especie de India de Rey con blancas que no creó problemas a las negras, consiguiendo éstas una buena posición con un fuerte centro de peones. Con 13.b3?! y 15.h4?!, las blancas quedaron en una posición delicada, pero Janowski dejó escapar la ventaja con 15…Tc8?, y a partir de ahí encadenó una serie de errores consecutivos que le llevaron a la derrota.Ronda 15
  • Ronda 16 (8 de abril): Capablanca – Marshall ½-½ (46 jugadas). Una Defensa Ragozin del Gambito de Dama (muy de moda actualmente entre la élite), jugada tan correctamente que prácticamente no hubo posibilidades de inclinar la balanza en favor de ninguno de los dos bandos. Tal vez una partida de las que no gustan a los aficionados, pero se trata de una tensa y complicada lucha que sabrán apreciar muchos lectores.Ronda 16
  • Ronda 17 (9 de abril): Capablanca descansó.
  • Ronda 18 (10 de abril). Ed. Lasker – Capablanca 0-1 (60 jugadas). A 1.e4 de las blancas, Capablanca planteó una especie de Defensa Moderna con 1…g6, aunque con tintes de Siciliana tras 3…c5 4.0-0 Cc6 5.c3. Con 5….Db6? Capablanca quedó en serias dificultades, que se incrementaron tras 10…Ch5?!, y acabó perdiendo el peón ‘e7’ en la jugada 20, aunque era más fuerte haberlo capturado de alfil conservando las damas. Poco después Edward Lásker se equivocó con 22.Ab4?! y 23.Ac3?, perdiendo su enorme ventaja. Tras unos compases igualados, las blancas se equivocaron con 38.Tf4? y luego perdieron pieza a cambio de 3 peones. En posición compleja pero teóricamente igualada, las blancas tiraron la partida con 46.Th6+? y 47.Txa6??, encajando así una dolorosa derrota.Ronda 18
  • Ronda 19 (12 de abril). Tartakower – Capablanca 0-1 (30 jugadas). Tartakówer planteó por última vez en el torneo su variante del Gambito de Rey con la anodina 3.Ae2?!, pero a buen seguro que el campeón del mundo ya la había estudiado en profundidad, y tras un tempranísimo error con 7.Rf1?, la partida quedó vista para sentencia, anotándose Capablanca una rápida victoria.Ronda 19
  • Ronda 20 (13 de abril). Yates – Capablanca ½-½ (28 jugadas). Yates planteó su variante de la Española con 9.d4 (en vez de la habitual 9.h3), consiguiendo una sana posición y quedando incluso mejor. Capablanca cometió dos increíbles errores con 19…Ag5?? y 23…Ad1?? que le podían haber llevado directamente a la derrota, pero Yates no aprovechó ninguno de ellos, y lo que hubiera sido la sorpresa de la jornada acabo simplemente en unas rápidas tablas.Ronda 20
  • Ronda 21 (15 de abril): Capablanca – Reti 1-0 (36 jugadas). Réti planteó una Defensa Francesa con la Variante Clásica (4…Ae7). Las negras jugaron bien, y cuando parecía que se avecinaban unas tablas, con una torre y caballo por bando, se equivocaron con 26…h6?!, que no tuvo consecuencias al no responder Capablanca con la mejor jugada, pero luego ya vinieron 31…Rg6? y 32…hxg5?, que lo echaron todo a perder y permitieron al campeón anotarse el punto.Ronda 21
  • Ronda 22 (17 de abril): Capablanca – Bogoljubow 1-0 (65 jugadas). Bogoljúbow planteó la Variante MacCutheon y quedó incluso mejor durante mucho tiempo. Pero hacia la jugada 20 no jugó con la exactitud necesaria, y en la jugada 30 Capablanca ya había conseguido igualar. Tras 33…e3?! (en vez de cambiar peones) las blancas empezaron a tomar el mando, después de 35…Ab6? ganaron el peón e3, y con 44…Ac5?? las negras quedaron completamente perdidas.Ronda 22

Capablanca-Lasker (Ronda 14)

Analizaremos la partida Capablanca-Lásker de la ronda 14, que recibió el «Tercer Premio de Brillantez», y que fue la única derrota que encajó el flamante vencedor del torneo.

Para ponernos en contexto, tras la ronda 13 Lásker aventajaba en dos puntos a Capablanca. Tras esta derrota en la 14, en la ronda 15 a Lásker le tocó descansar, mientras que Capablanca ganó a Janowski, situándose así ambos empatados en el primer lugar. La recta final de Capablanca a partir de ahí fue extraordinaria (+4=2), pero la actuación de Lásker, con una partida más debido a que Capablanca descansó en la ronda 17, resultó ser de otro planeta (+6=1), cediendo tan solo unas tablas contra Alekhine.

Recordemos el gráfico de valoración de Lichess y las estadísticas de errores de la partida:

Ronda 14

Como podemos ver, a pesar de los altibajos, prácticamente las blancas siempre fueron por delante, aunque solamente un par de errores al final permitieron a Capablanca inclinar la balanza a su favor.

Se jugó una Defensa Eslava con la Variante del Cambio. Las negras quedaron algo peor tras 10…f5!?, aunque las blancas dejaron escapar la ligera ventaja con 14.f4?!. Luego las negras cometieron un error más grave con 20…Ca5?, pero de nuevo Capablanca no acertó al jugar 21.Df3?, en vez de 21.De2! seguido de 22.g4!, 23.f5!, 24.Th1! y 25.Cg6+, con un fuerte ataque. Poco después vino la dudosa 25…f5?!, y Capablanca sacrificó una pieza por 2 peones a cambio de una fuerte iniciativa en el flanco de rey (por si sigue habiendo aficionados mal informados que piensan que Capablanca «no sabía» sacrificar…). Pero al capturar el tercer peón con 30.Cxd5?! (en vez de 30.g4!), dejó escapar nuevamente la ventaja.

En una posición muy complicada, empezaron a llegar los errores graves. Así, 32…hxg4?? pierde (en vez de 32…Tc2+! y 33…Te2! que conseguía jaque continuo), pero 34.Th6?? (en vez de 34.Dh8+), deja escapar la victoria. Finalmente, Lásker cometió el error definitivo con 37…De6??, entrando en un final completamente perdido en el que el alfil fue incapaz de luchar contra los peones pasados blancos. En cualquier caso y a pesar de los errores por ambas partes, las negras siempre caminaron en la cuerda floja y resultó una merecida victoria para las blancas.

A continuación tenéis el análisis detallado realizado con la ayuda de Stockfish 13 (Intel Core i7-920 2.66GHz 4 núcleos). En cuanto hagáis clic en una jugada aparecerá el tablero, que podréis mover a donde menos estorbe (debajo del tablero tenéis un botón para girarlo, y otro para descargar la partida en formato PGN).

Saludos.

3 Comments

  1. Un trabajo serio, pero me parece incorrecto que el autor haya dudado sin motivo alguno o prueba de lo contrario de la veracidad familiar de José Raúl Medina Capablanca, biznieto de Capablanca. De todas formas le diré: él es hijo de Mercedes Capablanca Medina, o Mercedes Medina en los Estados Unidos, donde las mujeres adoptan el apellido de sus esposos, Mercedes Medina Capablanca, que a su vez era nieta de Capablanca por parte de padre, el Dr José Raúl Capablanca, único hijo varón de Capablanca. Como dato curioso, la esposa del Dr. José Raúl Capablanca tiene como primer apellido a Medina, y el esposo de Mercedes también es Medina. (Miguel A. Sanchez)

    • Gracias por la aclaración, Miguel Ángel.
      Si con lo de que haya dudado te refieres a la frase «del supuesto biznieto», ya está eliminada la palabra «supuesto» para que no haya equívocos. Pero en ningún momento he dudado de que José Raúl Medina Capablanca fuera su biznieto, ya que lo comprobé en la red, y si vas al enlace que puse en el nombre de «José Raúl Medina Capablanca» (https://capablancachessbiographydotcom.wordpress.com/2015/10/09/addendum-to-the-book-jose-raul-capablanca-a-chess-biography/), verás que ahí habla de los parientes de Capablanca y en la foto familiar aparece José Raúl Medina. Con lo de «supuesto» me refería a que cualquiera pudo haber escrito la crítica en Amazon, ya que aunque firma con el nombre completo, realmente el nombre de usuario de Amazon dice simplemente «Jose M.». Debajo de esa crítica hay otra del GM cubano Leinier Domínguez, cuyo nombre de usuario es «Leinier Dominguez» (sin acento) y que «supuestamente» es de él, pero de nueva podríamos dudar, ya que si fuera yo escribiría en la firma «Domínguez» con acento, lo mismo que escribo «Rodríguez». En resumen, con lo de «supuesto» solo quería recalcar el hecho de que en la red cualquiera se puede hacer pasar por otra persona, y nunca podemos asegurar que nadie es quien dice ser…
      Gracias de nuevo y un saludo.

      • Muchas gracias Juan Antonio. Tu trabajo es sencillamente magistral y me agrada mucho t u explicación que lo aclara todo. Muchas felicidades en el 2022!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
http://www.guapaweb.es/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif